Las depuradoras, origen de la contaminación en las playas

Las depuradoras, origen de la contaminación en las playas
irene marsilla
JUAN BROSETADOCTOR INGENIERO INDUSTRIAL

¿Qué pasa con las aguas de las playas? ¿ Quién las controla? ¿Cuál es el organismo responsable de controlar el aguas de las playas? La Dirección General de Costas solamente controla hasta donde se acaba la arena de la playa. ¿El Puerto? Tampoco interviene directamente en la playa, sólo controla las aguas del propio Puerto. ¿Y la Generalitat Valenciana? En la Generalitat no hay un departamento específico que controle lo que pasa en las aguas. Aclarado esto, ¿qué aguas llegan a las playas? Las de los ríos, las procedentes de las depuradoras y las de los humedales y acequias. ¿Y qué pasa con las procedentes de las depuradoras? Que pueden llegar de una forma directa y a través de los colectores. Teóricamente las aguas que llegan procedentes de las depuradoras, si se cumple todo el proceso de ejecución de los mantenimientos de estas aguas, deberían de llegar como mínimo con un tratamiento secundario perfecto y algunas de ellas con el tratamiento terciario, libres de todas las bacterias.

¿Qué es lo que ocurre en esta Comunidad? ¿Quien es el responsable del mantenimiento de las depuradoras? En principio es la Entidad de Saneamiento, y también en parte los ayuntamientos en aquellas que están explotadas o mantenidas por los municipios.

Todos recordamos lo que ha pasado con la depuradora de Pinedo y el caso Emarsa, con los condenados en proceso de ingresar en prisión, entre ellos el exgerente de la Entidad de Saneamiento, José Juan Morenillas, e Ignacio Bernácer, que era el responsable de los fangos y el de mantenimiento. Desde que cambió el Consell y entró el tripartito, en la Entidad de Saneamiento trabajan exactamente los mismos empleados que trabajaban en la época de la corrupción. No ha habido otros juicios, porque no ha habido otras denuncias, pero todo el mundo sabemos que ahí está montado un sistema poco recomendable para gestionar y para garantizar el buen funcionamiento de las depuradoras.

Con el tripartito se puso a un gerente nuevo, pero es sólo un hombre, débil y sin experiencia en gestión, aunque sea ingeniero de Caminos, con poco carácter para haber hecho una transformación de la Entidad. Y sobre todo, con los mismos funcionarios y empleados se llega a los mismo resultados. Y con las mismas empresas que estaban y están imputadas en temas de corrupción nos podemos encontrar con cualquier pillaje respecto a garantizar la calidad de agua tratada. Además, también las empresas de control de calidad son las mismas que ha habido siempre, no han cambiado.

Por tanto, nos encontramos que tenemos un vertido al mar de las depuradoras que si no lo controlamos (una depuradora consume electricidad, es muy fácil por la noche soltar dicha agua sin tratar, ahorrándose un montón de dinero), acaba en el mar. No hace falta ir muy lejos para saber que si se ha producido la aparición de bacterias ha sido fundamentalmente por el mal tratamiento de las aguas depuradas.

También podríamos decir que los buques que entran a trabajar en el Puerto son los causantes,pero por mi experiencia como navegante puedo asegurar que causan otro tipo de contaminación, y es responsabilidad del Puerto y de la Policía Portuaria estar encima de todos los buques pidiéndoles las hojas de ruta y de guía de dónde han vaciado las sentinas y los aceites de los motores, pero todo ello no genera las bacterias que han aparecido en nuestra playas.

Esto es mucho más grave de lo que parece, porque si no se controlan las depuradoras que vierten a la Albufera, el lago tiene unas compuertas de comunicación con el mar que siempre se abren en verano, cuando la carga máxima de la Albufera se pudre, y para que no mueran los peces por falta de oxígeno se abren dichas compuertas. La responsabilidad de controlar el buen funcionamiento de las depuradoras es muy importante. Tenemos una costa que vive del turismo, vive de la pesca y nos encontramos que con estos niveles de contaminación que ha habido muchas veces y que hay, si no se aplican medidas de control y medidas correctoras sobre la Entidad de Saneamiento, si no se transforma en un organismo eficaz, en un organismo con un nivel de seriedad y responsabilidad, estamos malgastando un dinero y estamos pagando unos mantenimientos de depuración que no responden a la realidad. Esto es lo que está pasando, no podemos equivocarnos.

¿Qué es lo que ocurre con las depuradoras? Que las empresas que las explotan pueden decidir ahorrar en electricidad... Esto es muy negativo para la imagen de nuestra Comunidad. Y hay que tener en cuenta que la mayoría de estas bacterias que han aparecido en suspensión son muy peligrosas.

Tenemos la obligación de controlar esa franja marina que va desde las tres primeras millas de la playa hasta las doce millas. A lo largo de los últimos años, la aparición de algas de una forma no controlada se produce también por lo que tiran los colectores y las depuradoras de aguas no depuradas al mar. Esa materia orgánica elimina el plancton. Los que nos dedicamos a pescar y navegar sabemos lo que está pasando cuando no entran los bonitos.

Por tanto, mi consejo, señores de la Generalitat, es que se tomen en serio este problema, cambien todo lo que tengan que cambiar de la Entidad de Saneamiento, promuevan un departamento específico que se dedique a controlar las aguas de nuestra costa o estaremos en manos del destino.