La legislatura acaba y más de la mitad de colegios en barracones siguen sin obras

Barracones del Ceip La Xara de Dénia, en una foto de archivo./Tino Calvo
Barracones del Ceip La Xara de Dénia, en una foto de archivo. / Tino Calvo

Marzà prometió que todas las escuelas formadas íntegramente por aulas prefabricadas estarían al menos adjudicadas

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

La primera legislatura del Botánico agota sus días sin que se haya cumplido la reiterada promesa de que las obras para acabar con los colegios formados íntegramente por barracones estarían en marcha o adjudicadas. De hecho, en algo más de la mitad no se da esta situación, encontrándose los trabajos en fases muy distintas de tramitación. Es más, en la mayoría de estos será imposible que se pueda ver una máquina en la parcela antes de que arranque la campaña.

La primera vez que se concretó el compromiso, con fechas y listas de centros, fue en enero de 2016, durante la presentación del Mapa de Infraestructuras Escolares, que recogía 25 escuelas públicas conformadas totalmente por aulas prefabricadas. De estas seis ya estaban en obras cuando se dio a conocer el plan de actuaciones, pues la ejecución de los trabajos se había licitado (y en la mayoría también adjudicado) en la legislatura anterior. Fue el caso del IES Playa Flamenca (Orihuela), el Ceip Rosa Serrano (Paiporta), el Ceip Perelló (Sueca), el Evarist Calatayud (Montserrat), el IES Honori García (La Vall d'Uixò) y el Ceip Nou Pedro Alcázar (Nules).

Si se dejan de lado estos seis, cuyo mérito -siendo generoso con el Botánico- es compartido entre los dos últimos gestores de la Conselleria de Educación, quedaban 19 intervenciones de calado por impulsar, aunque en algunos casos también las obras fueron licitadas durante el mandato anterior. De estos están ya construidos y en funcionamiento el Cardenal Tarancón de Burriana, la sección del IES l'Encantà de San Fulgencio, el Ceip Playas de Orihuela y el Villar Palasí de Sagunto.

De los 15 restantes, hay tres que aunque no estarán listos antes de que termine la legislatura sí se encuentran muy avanzados, tal y como sucede con el nuevo 103 de Valencia y el Cremona de Alaquàs, cuya estructura ya se ve en los terrenos, y con el Ceip La Xara de Dénia, donde la intervención es inminente tras formalizarse el contrato con la constructora el pasado 27 de febrero.

Los otros doce -el 63% del total de 19, sin contar los seis que ya estaban en ejecución cuando se presentó el plan de acción- no han llegado todavía a adjudicarse. Hay cuatro donde ya se ha iniciado el concurso para acometer los trabajos, aunque se encuentran en la fase de valoración de las ofertas de las diferentes empresas que han concurrido a la licitación: el Gasparot de La Vila Joiosa -el más reciente-, el Bracal de Muro, el Rajolar de Aldaia y el Regina Violant de Almassora.

En este caso las obras quedaron paralizadas tras un conflicto en relación a varios modificados que planteaba la empresa, por lo que la conselleria optó por acordar la rescisión de contrato e impulsar una nueva licitación, que sigue sin cerrarse. Las cuatro últimas intervenciones citadas sí podrían llegar a tiempo antes de que termine la legislatura, aunque a día de hoy quedan fuera del compromiso del Consell al no estar todavía adjudicadas, según la información de los concursos que figura en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Los ocho centros restantes se encuentran en fases previas incluso a la licitación, lo que hará imposible que lleguen a tiempo. El aulario del CRA El Trescaire que se sitúa en Vilanova d'Alcolea ya tiene el proyecto redactado, tal y como informan desde el Ayuntamiento, aunque está en fase de revisión por parte de la conselleria. Una vez se le dé el visto bueno será necesario iniciar la licitación de la construcción.

Tampoco han llegado a la fase de concurso público el Dama de Guardamar de Guardamar del Segura ni el Ceip Amanecer de Torrevieja. En este caso, el Ayuntamiento acaba de aprobar la urbanización de la parcela definitiva, paso previo para cualquier intervención de obra.

Los otros cinco pertenecen a Edificant (junto al Ceip La Xara). Por lo tanto, todos los trámites necesarios, igual que la licitación de la construcción, corresponden a los respectivos ayuntamientos aunque la inversión es de la conselleria.

En cuanto al Jaume I de Vinaròs, acaba de terminar la licitación de la redacción de los proyectos, tarea que finalizará a lo más tardar en mayo, y luego se tendrá que impulsar la tramitación de las obras. También se trabaja en la elaboración de los proyectos de la escuela infantil Santa Infancia de Elda y del Álvaro Esquerdo de La Vila Joiosa, en la valoración de las ofertas para la asistencia técnica del Nuevo Les Foies de Gandia y en las tareas técnicas para poder actuar en la parcela del Santa Quiteria de Almassora.

Aunque la construcción de centros es la intervención más espectacular de Edificant, el programa incluye todo tipo de actuaciones. A finales de 2018 Educación había comprometido una inversión de casi 500 millones que deberán llevar a buen puerto más de 160 ayuntamientos.

Más información