La mortandad de aves en la Albufera por el botulismo se eleva ya a 500 ejemplares

Tancat de la Pipa. Este espacio natural de la Albufera va a estar seco hasta mediados de septiembre./Agró
Tancat de la Pipa. Este espacio natural de la Albufera va a estar seco hasta mediados de septiembre. / Agró

Los técnicos aseguran que «el agua fluye» en el Tancat de la Pipa con un caudal suficiente pese a las quejas de agricultores por el estancamiento

ALEJANDRO MARTÍValencia

El botulismo aviar detectado el pasado 17 de julio en el Tancat de la Pipa ha afectado ya a 502 aves muertas y a 83 enfermas. Los gestores de este espacio natural, SEO BirdLife y Acció Ecologista Agró, han optado por el secado de todo el espacio natural hasta mediados de septiembre para «evitar la presencia de aves y las posibilidades de propagar el brote». De hecho, con esta medida esperan acabar con el número de víctimas: «A la luz de los resultados se espera que a principios de la semana que viene cesen las muertes de aves en el Tancat».

El brote de botulismo se origina por una intoxicación que sufren las aves tras ingerir una toxina producida por la bacteria «Clostridium botulinum», que se propaga por medio de animales invertebrados y de cadáveres de aves. Este tipo de botulismo tiene lugar en los humedales con altas temperaturas, superiores a los 26 grados, y en los que no hay oxígeno en el agua. Otros parques naturales españoles como Doñana, El Hondo o Daimiel ya se habían visto afectados por él.

Como ya informó el jueves LAS PROVINCIAS, la Asociación Valenciana de Agricultores achaca este problema al estancamiento del agua, que favorece la propagación de la bacteria. AVA afirma que esta situación «se podría haber evitado si el agua hubiera estado en movimiento, como ocurre en los arrozales gestionados por los agricultores». Sin embargo, Mario Giménez, delegado de SEO BirdLife en Valencia, explica que el caudal del Tancat de la Pipa en verano es de «85 litros por segundo», es decir, 7.350 metros cúbicos diarios, lo que equivale al volumen de tres piscinas olímpicas.

Además, Lucía Moreno, representante de Acció Ecologista Agró en el Tancat de la Pipa, apunta que el agua «se renueva cada tres días y medio» por lo que «no estaba estancada ya que hay un caudal continuo y un seguimiento hídrico constante».

Muertes. Cada día se hallan más aves muertas por el brote de botulismo aviar que está afectando a la Albufera.
Muertes. Cada día se hallan más aves muertas por el brote de botulismo aviar que está afectando a la Albufera. / Agró

Prevención

Moreno también asegura que es el primer brote de botulismo aviar que se ha producido en este espacio natural, aunque el segundo en el conjunto de la Albufera, tras el de 1985.

De ahora en adelante afirma que «se van a intensificar los seguimientos y se va a controlar esta bacteria de forma más especial». Sin embargo, avisa de la dificultad de «prevenir este tipo de brotes», debido a la facilidad con la que se propaga la toxina a través de los animales invertebrados y de los cadáveres.

Para evitar una mayor difusión de la toxina se están trasladando las aves muertas y enfermas al Hospital La Granja del Saler, un centro de recuperación y conservación de fauna protegida del mediterráneo.

La mortandad de aves en la Albufera por el botulismo se eleva ya a 500 ejemplares

Asimismo, el brote no ha afectado a otras zonas de la Albufera. Sergi Campillo, vicealcalde de Valencia y concejal de la Devesa Albufera, señala que «el Tancat de la Pipa es una zona muy localizada» y que los técnicos de la Albufera están en continuo contacto con los del Tancat de la Pipa para alertar de una posible propagación de la bacteria.

El PP exige sanciones

Por otra parte, la portavoz de Medio Ambiente del grupo popular en Les Corts, Elisa Díaz, reclama al Consell la adopción de «medidas inmediatas» sobre la gestión del agua en el Tancat de la Pipa. También solicitan que se abra «el correspondiente expediente sancionador» por la gestión que ha ocasionado esta «tragedia medioambiental».

Díaz exige la comparecencia de la consellera de Agricultura y Emergencia Climática, Mireia Mollà, para explicar quién gestiona el agua en el Tancat y si la Conselleria lleva el mismo control con informes a la Fiscalía como hace con la parte de la Albufera cuyo nivel de agua gestionan los agricultores. Además, solicita sanciones para los gestores del Tancat y retirar las subvenciones públicas que se les concedan.