Activado el riesgo extremo de incendios forestales en el sur de la Comunitat

Incendio de Beneixama que arrasó este lunes con casi 900 hectáreas. /LP
Incendio de Beneixama que arrasó este lunes con casi 900 hectáreas. / LP

A pesar de que las temperaturas van a sufrir un descenso, se mantiene la alerta de fuego en parte del litoral alicantino

LAS PROVINCIAS/ EFE

El incendio de Beneixama de este lunes ha sido el primer gran incendio del verano y ha conseguido arrasar casi 900 hectáreas en unas horas. Aunque ahora se encuentre ya estabilizado y sin llamas, para este martes está activado el riesgo extremo de incendios forestales en parte del litoral de la provincia de Alicante y bajo en el resto de la Comunitat Valenciana.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), este lunes hizo mucho calor en la zona del incendio, con máximas que superaron los 35 grados, pero este martes se espera un descenso de las temperaturas en el interior de Alicante y las temperaturas rondarán los 30 grados.

Déficit de lluvias en la zona del incendio

El déficit de precipitaciones en Beneixama oscila entre el 10% y el 20% en este medio año, según la predicción de la Aemet.

En concreto, en la zona del fuego se llevan acumulados algo más de 200 l/m2 de precipitación entre enero a junio, pero muy concentrada en el episodio de Semana Santa. De hecho, el 80% de la precipitación acumulada en la zona lo fue durante cinco días del temporal de abril.

A pesar de que durante el temporal de abril en Beneixama se acumularon 164,6 l/m2 (204,3 en todo 2019) y en Fontanars 156.2 l/m2 (201.7 en todo 2019), el año está siendo esencialmente seco en esta zona.

Por su parte, las temperaturas máximas desde el pasado viernes día 12 y hasta el próximo viernes día 19. El viernes 12 fue muy cálido, los siguientes días fue refrescando, pero hasta este martes no han descendido las temperaturas de forma significativa en el interior de Alicante.

Más sobre el incendio de Beneixama