Estabilizado y sin llamas el incendio de Beneixama

Monte quemado en el incendio de Beneixama./Jesús Signes
Monte quemado en el incendio de Beneixama. / Jesús Signes

Investigan si el fuego ha sido intencionado tras comprobarse que se inició muy cerca de una carretera y que hubo varios focos menores en la zona

J. SANCHIS / EP / EFEAlicante / Valencia

La Generalitat Valenciana ha declarado que el incendio de Beneixama se encuentra estabilizado después de haber arrasado cerca de 900 hectáreas en este término municipal entre Villena y Banyeres (provincia de Alicante) y Fontanars dels Alforins (Valencia). La zona continúa la espera de la extinción definitiva y de que la investigación de la Guardia Civil permita confirmar las causas.

El incendio ya no tiene llama en ningun de sus puntos, según el director técnico del puesto de mando avanzado, Antonio Córdoba, que es suboficial del Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Alicante

En el área afectada continúan las labores de extinción del incendio. Su evolución es favorable tras quemar entre 850 y 900 hectáreas, no todas de masa forestal, sin daños ni en personas ni en infraestructuras de relevancia, según el 112 Generalitat Valenciana.

A primera hora de la tarde, pasadas las 12 horas, siguen trabajando en la extinción de las llamas un total de 11 medios aéreos (ocho de extinción y tres de coordinación) y decenas de terrestres: 120 de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Gobierno, 60 bomberos con 18 vehículos de los consorcios provinciales de Alicante y Valencia, nueve brigadas de Divalterra, ocho unidades de bomberos forestales de la Generalitat, siete autobombas, dos técnicos forestales y dos capataces.

Hipótesis de incendio intencionado

Respecto a las causas que originaron el fuego, la Guardia Civil ha abierto una investigación en la que «el Seprona (Servicio de Protección a la Naturaleza) está trabajando duramente para conseguir resultados». Tanto el presidente Ximo Puig como el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, han apuntado a que se baraja como principal hipótesis que pudiera ser intencionado, al iniciarse junto a una carretera y porque hubo varios focos menores en la zona

Aunque el presidente ha pedido «máxima prudencia» y no adelantarse a la investigación, Puig ha indicado que «es sintomático que haya habido pequeños incendios y grandes en la comarca en los últimos días y que este se haya iniciado cerca de la carretera». «Obviamente, hay fundadas esperanzas en conseguir alcanzar el origen y situar las consecuencias, si finalmente fuera intencionado, en las personas que lo han provocado«, ha señalado.

El incendio forestal de Beneixama se declaró este lunes sobre las 14.05 horas en un barranco de difícil acceso de una zona conocida como La Solana. Un total de 84 personas fueron desalojadas por precaución de sus viviendas.

Ximo Puig, ha visitado el Puesto de Mando Avanzado (PMA) para conocer la evolución de los trabajos. Desde allí ha agradecido el esfuerzo de los efectivos, la coordinación de la Unidad Militar de Emergencias, la «buena voluntad» y cooperación de los ayuntamientos de la comarca y «la solidaridad del pueblo de Beneixama». «Ha sido todo un éxito de cooperación en todo momento», ha manifestado.

A la espera de la próxima reunión de coordinación, a las seis de la tarde, Puig ha confiado en que se pueda dar por extinguido el incendio. Hasta entonces, ha destacado que «la prontitud en la respuesta, la coordinación y el esfuerzo de todos ha conseguido parar un incendio que podría haber sido catastrófico, como hace un cuarto de siglo en esta comarca».

«A pesar de las dificultades que representa la deshumanización de los bosques, estamos avanzado en una metodología de actuación», ha aseverado, y ha puesto en valor la «respuesta contundente» para atajar el fuego y lograr «el gran objetivo» de que no hubiera ninguna desgracia personal o pérdidas materiales de relevancia.

Puig ha manifestado su confianza en que durante los próximos días el entorno de Beneixama pueda volver a la normalidad. Una vez extinguido se pondrá en marcha la mesa post-incendio para «avanzar rápidamente» en la recuperación de la masa boscosa calcinada.

Vehículos aéreos y terrestres trabajando

Los medios aéreos se han incorporado desde primera hora de este martes a las labores de extinción del incendio. Estaba previsto que hasta 26 medios aéreos se incorporaran a lo largo de la jornada dependiendo de las necesidades y las condiciones meteorológicas, entre ellos 15 de la Generalitat Valenciana, 9 del Gobierno central y 2 del Gobierno de Castilla La Mancha.

Durante la noche los trabajos de extinción han evolucionado con normalidad con los medios terrestres.

El fuego se declaraba en un barranco con mucha presencia de vegetación sobre las 14 horas del lunes y poco a poco iba tomando fuerza propiciado por las condiciones meteorológicas adversas con viento, altas temperaturas (35º) y baja humedad (menos del 30 %). El incendio fue cobrando grandes proporciones y se hizo visible desde municipios colindantes como Banyeres de Mariola o Bocairent.

Superfície quemada

Visita de autoridades

Por su parte, desde la cuenta de Twitter del 112 GVA han indicado que a las 10.00 horas se ha celebrado en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) una reunión de coordinación de las tareas de extinción y ha apuntado que la evolución de las llamas es favorable.

Desde Presidència de la Generalitat Valenciana se ha informado, por su parte, que el president, Ximo Puig, visitará este mañana de martes el PMA para conocer la evolución del incendio.

En cuanto a la previsión meteorológica en la zona, la brisa del este y sureste soplará este martes en Beneixama. Se trata de un viento más fresco y húmedo que los vientos terrales que soplaron ayer, según la predicción de la Aemet.

La humedad relativa durante gran parte de la madrugada ha estado entre el 80 y el 90%. Desde las 6.50 horas se han ido incorporando hasta nueve medios aéreos a las labores de extinción del incendio forestal, que está arrasando alrededor de 830 hectáreas.

Durante la noche las labores de extinción han evolucionado con normalidad con los medios terrestres: 11 unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat, 12 autobombas, 11 vehículos de Bomberos de la Diputación de Alicante, 56 vehículos de la UME, siete brigadas de Divalterra, y tres capataces.

Las llamas han afectado a las colmenas asentadas en la zona forestal quemada

El incendio de Beneixama ha tenido como efecto colateral la quema de las colmenas que estaban asentadas en terreno forestal y que han ardido, según han informado productores y fuentes municipales a Europa Press.

Así, han advertido que a los daños en cultivos como el olivar y el almendro y los efectos en las casetas de aperos y viviendas de segunda residencia, se ha de añadir la desaparición de parte de la cabaña apícola de la zona.

Estos daños hay que sumarlos a los que sufrirán las polinizadoras por una disminución de su alimento al arder la masa forestal que las nutría.

Ante esta situación, los apicultores que tienen sus colmenas en la zona colindante al incendio se están planteando mover estas instalaciones para que las abejas puedan continuar polinizando.