La suerte, más repartida que nunca

Maika Quiles es manteada por familiares, en presencia de vecinos y amigos, a su llegada a la administración de la Plaza de Argel donde compró el 4536./
Maika Quiles es manteada por familiares, en presencia de vecinos y amigos, a su llegada a la administración de la Plaza de Argel donde compró el 4536.

Elche recibe 7,2 millones de euros de uno de los quintos premios y Callosa de Segura otros 3.750.000 euros del 4536, que también deja 1.250.000 euros en Torrevieja y en Benidorm

PEDRO LÓPEZ

El Gordo se olvidó de Alicante y prefirió quedarse en Madrid, pero su fiel escudero, el segundo premio, dejó ayer una lluvia de millones en diferentes puntos de la provincia, especialmente en Callosa de Segura. Allí, el despacho de loterías situado en el número 13 de la calle Nuestra Señora de los Desamparados repartió por ventanilla 30 décimos del segundo premio del sorteo extraordinario de la lotería de Navidad, el 4536, lo que supone 3.750.000 euros. Según el propietario del establecimiento, la mayoría de los agraciados son vecinos de esta población de la Vega Baja.

Además de Callosa de Segura, el segundo premio también se acordó de otro ciudad de la comarca, en este caso Torrevieja, donde la administración número 1 repartió 1.250.000 euros a través de diez décimos. Idéntica cantidad de dinero distribuyó en Benidorm la oficina número 5. Vecinos y turistas son los agraciados con algunos de los diez décimos del 'segundo' del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad, que se vendieron en un despacho situado en un centro comercial torrevejense.

Igualmente, dos administraciones de Alicante repartieron dos décimos cada una. En una de ellas, ubicada en la Plaza de Argel, Maika Quiles fue la afortunada. Asimismo, se vendió un décimo de este número en despachos de lotería de Alfàs del Pi, Alicante, Benidorm, Torrevieja, Jávea, Orihuela, San Vicente del Raspeig, Torrevieja y Villena. En total, el segundo premio distribuyó en la provincia 7.875.000 euros.

Los dos cuartos premios también se acordaron de la provincia, especialmente el 7211. La administración de lotería número 6 de Benidorm vendió 15 series (tres millones de euros), mientras que la administración número 1 de Pedreguer expidió cinco series (un millón de euros en premios).

En el caso de la oficina benidormí, la fortuna alcanzó a la pequeña localidad de Bolulla, de poco más de 400 habitantes. Una peña festera repartió entre sus vecinos casi tres millones de euros gracias al 7211. La peña Ravanell, integrada por amigos de entre 30 y 40 años que se reúnen para celebrar las fiestas de este municipio en el mes de agosto, adquirió cerca de 150 décimos (15 series) del número agraciado.

Además, una administración de Alicante vendió un décimo del 59444, premiado con 20.000 euros cada uno.

El 22259, el primero en salir de los ocho quintos premios, dejó 90.000 euros repartidos en Dénia (una serie), Benidorm (dos décimos), Hondón de los Frailes, Alicante y Bigastro. Mientras que el 19152 repartió 18.000 euros en Pinoso, Benidorm y Catral, a razón de un décimo por localidad.

Pero otro de los quintos premios estaba preparado para llevar una nueva lluvia de millones, esta vez en Elche. En concreto, en la administración 6, en la Avenida de Novelda número 81, se vendieron 60 series (devolvió seis adicionales) y en el resto, otras 60 series, en la de El Corte Inglés. En total, 120 series que suponen 7,2 millones de euros.

Los alumnos de Segundo de Bachillerato del IES Severo Ochoa de Elche repartieron 1,4 millones de euros después de comprar 24 series en la oficina de la Avenida de Novelda del 91917. Los chavales eligieron ese número para sufragarse el viaje de fin de curso y dieron la suerte a profesores y familiares a lo largo del año.

El 60272, otro de los quintos, también se vendió en Benidorm, en Benijófar y en el Aeropuerto de El Altet. En total, otros 18.000 euros.

Para cerrar el sorteo, el último quinto, el 3371, distribuyó 6.000 euros correspondientes a un décimo en la administración de la Avenida del Mar 33 de Los Montesinos.