Incendio de Artana | Una quema de rastrojos provoca el fuego que arrasa ya 1.400 hectáreas en la Serra d'Espadà

Una avioneta apaga el fuego en el monte./
Una avioneta apaga el fuego en el monte.

El director de Emergencias prevé una «mejora» con la humedad nocturna y que esté «estabilizado y perimetrado» a medianoche

LAS PROVINCIAS / AGENCIASCASTELLÓN

El incendio declarado en Artana (Castellón) ha afectado por el momento a una superficie aproximada de 1.398 hectáreas y se espera una "mejor situación" en la zona sobre la medianoche, según ha informado el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel.

El fuego, cuyo foco de inicio está cerca de una granja, según ha apuntado este martes el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, podría tener como causa una quema inadecuada de rastrojos, aunque hay abiertas varias líneas de investigación.

MÁS INFORMACIÓn

Según ha indicado Ángel, desde el medio día de este martes las labores de extinción están trabajando especialmente en una zona de difícil acceso para los medios terrestres y que era "la que más preocupaba" al ser "la puerta de entrada a la Sierra de Espadán".

"Desde el principio el objetivo ha sido salvar este patrimonio natural de valencianos y todos los objetivos tanto aéreos como terrestres se han puesto en esta zona", ha puntualizado.

Así, ha indicado que la situación es "mucho más óptima que a medio día", pero sin "solución definitiva" ya que ha explicado que existen muchos condicionantes que afectan a la evolución de un incendio como es el viento, el combustible que el incendio encuentra y la orografía.

No obstante, prevé "una mejor situación" alrededor de la medianoche de este martes por la mayor carga de humedad que tendrá el viento. "Creemos que a esa hora el incendio estará estabilizado y perimetrado en la zona donde ahora se trabaja", ha puntualizado.

Preguntado si preocupa la cercanía de algún municipio, Puig lo ha negado y ha señalado que, en este sentido, está "bastante controlado" y no hay población afectada.

El presidente de la Generalitat ha aprovechado la ocasión "porque ayer también hubo otro incendio que, al parecer, pudo estar también provocado por algún tipo de negligencia", para advertir de que "estamos en una situación de enorme dificultad y todo el mundo es consciente de la sequía que estamos atravesando y del combustible que existe en estos momentos en gran parte de nuestras zonas forestales", por tanto, -ha dicho- "es absolutamente exigible a todo el mundo que tenga un compromiso de racionalidad, con la naturaleza, con los demás vecinos y con el propio país".

En este sentido, Puig ha indicado que es necesario que se extremen "absolutamente" todas las precauciones, pues "no es razonable que haya gente que haga quemas que no estén absolutamente controladas y con todas las condiciones, que alguien haga alguna obra en sitios donde no se puede hacer y que finalmente alguien haga una situación tan kafkiana como tirar tracas o bengalas".

"Es un momento en el que lo que hay que hacer es colaborar todos porque el patrimonio natural es de todos los valencianos, por lo que no podemos ponerlo en peligro, así como la vida de miles de personas que se dedican a extinguir los incendios", ha añadido.

Endurecer los castigos

Según Puig, es "exigible" la concienciación de todos para atajar este tipo de incendios que podrían ser evitables, "y cuando un incendio puede ser evitable, hay que evitarlo". Al respecto, ha anunciado que la Generalitat, junto al resto de administraciones, va a trabajar "duramente" para hacer políticas de prevención, de concienciación y también "de endurecer, si es necesario, los castigos porque así no se puede continuar".

En la misma línea se ha manifestado el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, que también se ha desplazado hasta el Puesto de Mando Avanzado, quien ha subrayado su agradecimiento a todas las administraciones y efectivos "que se están dejando la piel por atajar las llamas cuanto antes".

Ha añadido que, "de momento, podemos decir que el incendio sigue activo y que contamos con los mismos medios y condiciones de ayer para intentar proteger todo este patrimonio natural que tanto queremos".

En cuanto a las condiciones climáticas y orográficas del terreno, Moliner ha explicado que "las condiciones meteorológicas ayudan, puesto que tenemos un ligero viento de levante, con una alta dosis de humedad que hace que la altura de la llama quede mitigada", pero ha dicho que las condiciones orográficas no ayudan, "pues es un paraje de dificilísimo acceso, con unas pendientes muy elevadas, con una altísima cantidad de combustible, y eso hace que en muchos casos sea realmente difícil sin poner en riesgo la vida de las personas poder actuar allí".

Así, ha indicado que los medios aéreos han tenido también problemas esta mañana por la "altísima" densidad del humo que la inmersión térmica está provocando, "lo que hace que, a lo largo de la mañana, tal como el humo vaya levantando, podamos tener una acción más directa sobre el único frente, el frente sur, que queda todavía actuando con virulencia".

En cuanto a la dirección en la que avanza a estas horas el incendio, en respuesta a los medios de comunicación, el presidente ha explicado que "en realidad es un rectángulo que avanza en dirección suroeste". Según ha dicho, ese rectángulo en el frente oeste, que es el que mira hacia Tales y Alcudia de Veo, parece que durante la madrugada se ha podido mitigar bastante su virulencia, y queda el vértice del rectángulo que es el que avanza en dirección Eslida y Aín, "que es el que puede preocuparnos un poco más en estos momentos".

En relación a las posibles causas originarias del fuego, Moliner ha explicado que "lo que es obvio es que no hubo ningún elemento natural que lo provocara, no hubo ninguna tormenta, sí que es cierto que la Guardia Civil está investigando y, desde la máxima prudencia, hay que dejarles que trabajen, pero debemos reflexionar todos en torno a la necesidad de extremar la precaución estos días".