Campaña municipal para concienciar sobre el abandono de mascotas regaladas

Anualmente se recogen en Elche unos 500 perros abandonados, el 10% de los cuales acaban sacrificados

GASPAR MACIÀAlicante

Con el objetivo de concienciar a los ciudadanos en una época en que se regalan muchos animales, en especial perros y gatos, para evitar que acaben abandonados a los pocos meses, el Ayuntamiento ha puesto en marcha la campaña 'Juguetes rotos'.

A tal fin, la Concejalía de Medio Ambiente, junto con la Protectora de Animales y Plantas del Baix Vinalopó, difundirá por las redes sociales y otras vías un spot realizado por la agencia Yerno con este mensaje.

«No podemos permitir que se den las cifras de abandono de mascotas que se están dando», señaló el concejal Antonio García en la rueda de prensa de presentación de la iniciativa. El edil indicó que anualmente se recogen en Elche unos 500 perros abandonados, el 10% de los cuales acaban sacrificados.

Con la campaña se busca concienciar a la ciudadanía sobre «la importancia que tiene poseer un animal y la responsabilidad que conlleva», indicó el edil. «No se trata de un peluche, sino de un ser vivo, con sus necesidades de alimentación, cuidado y educación», señaló Teresa Pomares, de la protectora de animales.

Pomares explicó que en Navidad y Reyes «son bastantes» los perros entregados en adopción por su asociación, «pero algunos de ellos serán devueltos». En ese caso siguen teniendo su plaza en el centro, «donde no sacrificamos a ningún animal». El problema son los que no han salido de la protectora, que son puestos en una lista de espera. «Pero la mayoría de gente no aguanta y muchos de los animales terminan siendo abandonados».

«No hay maltrato» en el Belén

El concejal se refirió a la petición de Podemos de prohibir el uso de animales en festejos y espectáculos, apuntando al Belén Viviente. García indicó que el «bienestar animal es un tema que el Ayuntamiento ha asumido, y prueba de ello es que no se autorizan circos con animales».

Pero indicó que exposiciones como la Fireta del Camp -que también suscitó críticas de animalistas- o el Belén Viviente «no existe maltrato; los animales pasan sus inspecciones, están cuidados y en buen estado». Añadió que el Ayuntamiento redactará una ordenanza sobre esta cuestión.