Los hosteleros pedirán al alcalde que pare la reordenación de veladores de Pavón

Natxo Bellido, Miguel Ángel Pavón y Gabriel Echávarri, ayer, en el acto contra la violencia de género. /
Natxo Bellido, Miguel Ángel Pavón y Gabriel Echávarri, ayer, en el acto contra la violencia de género.

El gremio coge la puerta abierta por Bellido y reclama que no se haga nada hasta que haya una mesa de diálogo, pero Vía Pública seguirá con su proyecto

JOSÉ VICENTE PÉREZ PARDO

La Asociación de Locales de Ocio de Alicante (Alroa) reclamará por escrito al alcalde, Gabriel Echávarri, que el Ayuntamiento paralice los planes de reordenación de veladores en los que trabaja la Concejalía de Ocupación de Vía Pública hasta que no se constituya una mesa de trabajo permanente en la que estén integrados hosteleros, vecinos, Administración y partidos políticos. De esta forma, el gremio recoge la propuesta lanzada por el portavoz del equipo de gobierno, Natxo Bellido, de crear un foro de diálogo permanente sobre esta cuestión.

Sin embargo, desde la Concejalía de Urbanismo y Ocupación de Vía Pública aseguran que «siguen trabajando» en esta reordenación y que «no se pueden detener porque de lo que se trata es de aplicar una normativa existente, no de crear otra nueva». Quedan a la espera, pues.

El alcalde, por su parte, defendió ayer «como estupenda» cualquier mesa de diálogo, como la planteada por el portavoz del equipo de gobierno, Natxo Bellido, en la que se sienten «todas las partes que tengan algo que aportar de forma positiva a la solución de cualquier tipo de controversia. Magnífico». Cuando hizo estas declaraciones, tras el acto contra la violencia de género, no se conocía la intención de los hosteleros, que le dejan en una encrucijada si abrir otro frente de disputa contra uno de sus socios de gobierno o ponerse al sector en contra.

Todavía tiene pendiente esa reunión que le solicitó Alroa, a la que no ha podido dar fecha esta semana «por motivos de agenda», aunque lo emplazó a un hueco porque no tiene «ningún problema» en atenderlos.

No obstante, insistió en que se está aplicando «la normativa del PP, gustará más o menos es la que está vigente y se está aplicando. Apoyo la legalidad y es una ordenanza vigente», por lo que parece que le da un voto de confianza a Pavón.

Sin embargo, el colectivo está muy preocupado por la deriva que está tomando este conflicto. «¿Cuántos puestos de trabajo se van a perder por el cierre de los locales?», se preguntaba ayer por la tarde el presidente de Alroa, Lalo Díez, que entiende que quitar terrazas provocará el cierre de muchos locales.

En opinión del presidente de Alroa, los planes de reordenación de veladores son, en realidad, «un cambio de ordenanza sin querer pasar por Pleno» y sin el consiguiente debate político. Por eso, si el Ayuntamiento no toma medidas llevarán a un próximo Pleno una moción para que el debate llegue a la Corporación y los partidos políticos tengan que posicionarse a favor o en contra de las tesis de los hosteleros.

Múltiples propuestas

Todas estas decisiones se tomaron en la reunión convocada por Alroa el pasado martes por la tarde en la Casa de la Festa por espacio de dos horas. Allí, según ha podido saber este periódico, se propusieron todo tipo de medidas, desde comenzar acciones legales por presunta prevaricación contra el Ayuntamiento de Alicante hasta manifestaciones en defensa de los puestos de trabajo. Al final, optaron por una solución intermedia, para la que reclamarán ayuda del resto de organizaciones empresariales.

El presidente de Alroa, Lalo Díez, se ha puesto en contacto tanto con Coepa como con la Cámara de Comercio para que les apoyen en esta petición que elevarán a la Alcaldía. «Es un tema que va más allá de la restauración, también afecta al comercio, que es el principal sector económico de la ciudad, como han demostrado todos los estudios», manifestó Díez a preguntas de este periódico. También tienen que contactar con las asociaciones locales de comerciantes como Corazón de Alicante. Esta organización ya propuso una moratoria en la concesión de licencias para pubs y discotecas en el centro al entender que «ya había demasiados» y proponía que se abrieran este espacio a nuevas oportunidades de negocio.

Fotos

Vídeos