Las Provincias

Valencia pondrá máquinas de reciclaje y el usuario recibirá 10 céntimos por envase

  • Los comerciantes, por su parte, recibirán 2 céntimos de bonificación en compensación por la tarea de recoger, guardar y entregar estos envases posteriormente

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha avanzado este miércoles que su objetivo es que en 2018 pueda "empezar a funcionar" el nuevo sistema de retorno de envases que en el que se ya lleva tiempo trabajando. Su intención tener acabada la normativa a principios de 2017 para poder dar un año de moratoria en el que todos los agentes implicados puedan adaptarse a la ley.

Cebrián ha hecho este anuncio tras reunirse con el director de la organización no gubernamental Deutsche Umwelthilfe (DUH), Jürgen Resch, impulsor en Alemania junto al exministro de Medio Ambiente, Jürgen Trittin, del sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR), por el que apuesta la Conselleria para reducir el abandono de envasases en el territorio marítimo y terrestre.

La responsable valenciana ha confiado en "aprender de la experiencia" del experto alemán para avanzar en el proyecto legislativo valenciano y "mejorar la gestión de residuos, reducir impactos sobre el medio ambiente y cumplir con mayor efectividad la normativa europea". Un objetivo en el que ha reclamado la "implicación" de todas las personas.

El sistema, ha explicado el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, se basaría colocar en los comercios un depósito para determinados envases -agua, zumos, cerveza y refrescos- en los formatos de vidrio, plástico, lata y tetrabrik. La idea es que los consumidores abonen 10 céntimos por cada uno de estos envases al comprar el producto y los recuperen después al devolver el envase a uno de estos depósitos.

Los comerciantes, por su parte, recibirán 2 céntimos de bonificación en compensación por la tarea de recoger, guardar y entregar estos envases posteriormente, lo que supondrá "poner en el mercado valenciano entre 30.000 y 35.000 millones de euros anuales que se repartirían los diferentes comercios", calcula Álvaro. El pequeño comercio tendría "una prima", ha subrayado, dado que es fácil comprar grandes cantidades en grandes supermercados pero después el retorno se haría más en el pequeño comercio, según sus estudios.

Para el sistema de transporte de recogida diaria de los envases que guardan los comercios habrá también una bonificación de 2 céntimos por cada envase, en compensación por este trabajo. A partir de ahí, habrá un gestor del sistema que tendrá que poner en funcionamiento todo el proceso, que será "complementario" a los 'puntos verde' existentes en la actualidad, ha explicado.

Según el responsable de Medio Ambiente y Cambio Climático, en la Comunitat Valenciana se generan 7 millones de envases al año, 5 de los que 5 van a parar "donde no toca" y acaban en el vertedero o en las calles, playas y cuentas. Es más, ha subrayado, anualmente se entierra material que se podría reciclar por valor de "entre 12 y 15 millones de euros".

La experiencia alemana

Para hacer frente a esta situación, el director de DUH, Jürgen Resch, e impulsor en Alemania junto al exministro Jürgen Trittin del sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR) ha señalado que con este método, del 100% de los envases se recupera el 99%, gracias al dinero que se tiene que pagar por ellos. Y si alguien se deja envases por la calle, hay gente que los recolecta y los lleva a las tiendas.

Además, ha agregado, el 99% puede reciclarse porque está limpio y en buena calidad, de modo que puede volver incluso dedicarse al mismo uso que tenía como envase alimentario.

Por el contrario, con el antiguo sistema habitual del 'punto verde', se recolecta entre el 64 y el 70%, en perfecto estado cerca del 43%, se incinera el 18% para energía y la tasa de reciclaje desciende hasta el 25-31% y eso "siendo bastante optimistas", ha asegurado.