Valencia se enfrenta a la reforma de sus grandes plazas

Plaza de la Reina./I. Marsilla
Plaza de la Reina. / I. Marsilla

Brujas, la Reina, el Ayuntamiento y San Agustín sufrirán cambios en esta legislatura

A. S. / P. M. / I. D.

El Ayuntamiento de Valencia prepara estos días los pliegos de condiciones para las obras de reurbanización de la plaza de San Agustín Será la cuarta de las grandes plazas del centro que el tripartito quiere remodelar antes de las elecciones. Estos son los cambios y las fechas previstas:

San Agustín

La intención de la concejalía de Urbanismo es que las obras comiencen en 2019. Las obras en San Agustín tendrán una importante afección al tráfico que discurre por el centro de la ciudad.

Ahora mismo llegan a la plaza un total de 9 líneas de la EMT, incluidas cuatro nocturnas. Además, por la zona discurren otras tres que paran en la misma puerta de la iglesia de San Agustín. La intención del Consistorio es reducir la cantidad de autobuses que entran a la plaza y también la de coches. Se estudia la posibilidad de deshabilitar el giro desde la calle Xàtiva hacia la calle San Vicente Mártir para así disminuir la cantidad de vehículos que acceden al centro por ese punto y reducir la circulación por San Vicente en dirección a la avenida María Cristina y la plaza del Ayuntamiento.

Plaza de la Reina

Poco a poco se van conociendo más detalles de la remodelación de la plaza de la Reina, un proyecto coordinado por José María Tomás, Antonio Escario, María Antonia Izquierdo y la empresa Auraval Ingenieros, que transformará por completo uno de los espacios más turísticos de Valencia El acceso del aparcamiento subterráneo será trasladado para ganar el espacio central y la rampa se situará junto a la calle del Mar, en un espacio ocupado ahora por una parada de Valenbisi. En cuanto al acceso actual, dos grandes círculos que se comen buena parte del espacio central, tras su demolición y cubrimiento será transformado en un pequeño jardín rodeado por una bancada corrida, a modo de zona de descanso para los viandantes. Se trata del único lugar donde crecerá la mancha verde al poder reformar el subsuelo, ahora ocupado por las rampas.

La parada de taxis se reubicará en una calle del entorno próximo, seguramente la del Mar. El Consistorio prevé empezar las obras como pronto en verano, junto a la reforma del parking. El transporte público será uno de los grandes protagonistas de la reforma. Todas las paradas de la EMT serán trasladadas a calles y plazas del entorno, para facilitar de este modo la peatonalización de la mayor parte de este espacio. Lo mismo pasará con los taxis, que tendrán una o dos paradas en los alrededores.

Otro de los cambios que se proyectan es alejar algo más las terrazas de los bares de las fachadas, de tal manera que quede más espacio para los peatones.

Plaza Brujas

Tres propuestas son las que ha escogido el jurado para el diseño de la urbanización del entorno de la plaza de Brujas, Lonja de la Seda, Mercado Central e iglesia de los Santos Juanes. Se trata de las propuestas ‘Doce plazas’, de Jesús Ulargui; ‘Confluencia’, de Elizabeth Quintana; y ‘Una ciudad, una plaza’, de José María Urcelay. Las tres pasan ahora a una fase de información pública en una exposición.

A partir de ahí, los equipos tienen un mes para rediseñar la propuesta y elaborar un anteproyecto. La conselleria espera resolver la adjudicación a finales de febrero. En ese momento, será el Ayuntamiento de Valencia quien ejecute las obra de urbanización, para las que se baraja un coste de cuatro millones.

Plaza del Ayuntamiento

La remodelación de la plaza está ahora en proyecto y se prevé encargar la obra el próximo abril. Será a partir de entonces cuando la plaza se quede en parte peatonal. Se trata de una actuación efímera, mientras duren las obras de la plaza de la Reina, dado que dejará de llegar tráfico de vehículos por la calle San Vicente Mártir.

Por ese motivo el Ayuntamiento ha decidido aprovechar la reducción de tráfico durante esos meses de corte y probar lo que Giuseppe Grezzi ha denominado una «actuación blanda».

Quedará para uso peatonal la parte oeste de la plaza, desde la esquina de la calle San Vicente hasta el Ayuntamiento. Para esta peatonalización provisional se ha pedido la ayuda del Colegio de Arquitectos y del Colegio de Ingenieros de Caminos.

Todo el tráfico, incluidas las 11 líneas de la EMT, dejarán de llegar a la plaza de la Reina para dirigirse a Marqués de Dos Aguas y Poeta Querol. La parte del Ateneo y el Rialto sí que quedarán abiertas al tráfico.

La reforma total de la plaza no se llevará a cabo en esta legislatura.

Fotos

Vídeos