La plaza de la Reina tendrá el acceso al parking en un lateral y se trasladará el mercadillo

La plaza de la Reina tendrá el acceso al parking en un lateral y se trasladará el mercadillo

La rampa actual de entrada y salida se transformará en un pequeño jardín y una zona de descanso tras la remodelación integral

P. MORENO VALENCIA.

Poco a poco se van conociendo más detalles de la remodelación de la plaza de la Reina, un proyecto coordinado por José María Tomás, Antonio Escario, María Antonia Izquierdo y la empresa Auraval Ingenieros, que transformará por completo uno de los espacios más turísticos de Valencia y que podría ser entregado al Ayuntamiento este mismo mes, para empezar las obras como pronto en verano. El acceso del aparcamiento subterráneo será trasladado para ganar el espacio central, lo que ya se sabía, aunque la novedad reside en que la rampa se situará junto a la calle del Mar, en un espacio ocupado ahora por una parada de Valenbisi.

Durante meses se barajó la posibilidad de que la rampa de entrada se abriera junto a la calle de la Paz y la de salida en la calle del Mar, aunque fuentes conocedoras del proyecto desvelaron que ambas estarán en el mismo plano de tal manera que servirán a los vehículos que entren y salgan del recinto.

En cuanto al acceso actual, dos grandes círculos que se comen buena parte del espacio central, tras su demolición y cubrimiento será transformado en un pequeño jardín rodeado por una bancada corrida, a modo de zona de descanso para los viandantes. Se trata del único lugar donde crecerá la mancha verde al poder reformar el subsuelo, ahora ocupado por las rampas.

La parada de taxis se reubicará en una calle del entorno próximo, seguramente la del Mar El Consistorio prevé empezar las obras como pronto en verano, junto a la reforma del parking

Habrá más novedades en el diseño, como la decisión de habilitar un espacio para los mercadillos que habitualmente se sitúan en la plaza, como el caso de la escuraeta. Los puestos se colocan ahora en el pasillo que queda entre la catedral y una zona ajardinada, mientras que después de las obras se reubicará más hacia el centro, donde ahora hay una parada de taxis.

El transporte público será uno de los grandes protagonistas de la reforma. Como anunció el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, en su día, todas las paradas de la EMT serán trasladadas a calles y plazas del entorno, para facilitar de este modo la peatonalización de la mayor parte de este espacio. Todavía está por ver el plan de desvíos, aunque buena parte de las líneas irán por la calle Marqués de Dos Aguas.

Lo mismo pasará con los taxis, que tendrán una o dos paradas en los alrededores. Las mismas fuentes comentaron la opción de situar una en la calle del Mar. En todo caso tendrán garantizado el acceso a la plaza de la Reina, al igual que los vecinos y proveedores.

La planta viaria quedará en la parte inferior (próxima a la calle San Vicente) con un carril en forma de 'U' invertida con otro que la cruzará de manera transversal, a la altura de la calle del Mar. El resto será peatonal, con el mismo pavimento de piedra caliza salvo en la zona donde se planta una falla, que será de granito y color oscuro para facilitar su mantenimiento.

Otro de los cambios que se proyectan es alejar algo más las terrazas de los bares de las fachadas, de tal manera que quede más espacio para los peatones. En algunos casos se tendrá que modificar algunas de las manchas verdes actuales, donde las palmeras sí que se mantendrán. El aparcamiento subterráneo impide ampliar el arbolado y también se ha descartado la colocación de grandes toldos en zonas de descanso con la peatonalización.

Fotos

Vídeos