Los atascos desatan la colocación de pancartas en Valencia

Los atascos desatan la colocación de pancartas en Valencia
LP

Usuarios de vehículos privados muestran su enfado a travésde las redes sociales

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Los conductores que tuvieron que aguantar ayer a primera hora los interminables atascos en las entradas a Valencia recibieron otra curiosa sorpresa. Sobre las pasarelas aún existentes en la avenida del Cid y en las vías del tren sobre el camino nuevo de Picanya aparecieron colgados sendos carteles que rezaban «En bici ya habrías llegado» o «¿Atascado? Viva la bici».

Durante la jornada se especuló con la posibilidad de que hubieran sido los propios vecinos de las entradas de la ciudad los que hubieran colgado estos carteles irónicos para criticar las medidas del Consistorio, pero la realidad, tal como ha podido saber este diario, es que fueron colocados en las pasarelas por activistas por la bicicleta pertenecientes a Masa Crítica, un grupo de ciclistas que quiere potenciar el uso de este medio de transporte en la ciudad.

Aunque por la tarde las pancartas ya habían desaparecido, miles de conductores pudieron verlas y expresaron su indignación en las redes sociales. Según indicaron fuentes conocedoras de la situación, fueron activistas de Masa Crítica quienes a primera hora de la mañana colgaron las pancartas, que presidieron las distintas avenidas durante varias horas.

Lo cierto es que en las entradas a Valencia, sobre todo precisamente en las dos donde ayer aparecieron las pancartas, se dan importantes atascos en hora punta. El Consistorio continúa con su plan de desmantelar las pasarelas de la avenida del Cid, aunque fuentes municipales explicaron que no tienen intención, por el momento, de quitar las otras de la ciudad ubicadas en la avenida Ausiàs March y junto al túnel de Primado Reig. Sí se seguirá adelante con el desmantelamiento de las de la avenida del Cid, pese a las constantes quejas de vecinos y conductores de la zona.

Radares Valencia

Según explicaron fuentes municipales, dos de las tres pasarelas sobre las que puede actuar el Consistorio (la última pertenece al término municipal de Xirivella) se quitarán la semana que viene. Concretamente, del 5 al 9. El Consistorio termina en estas fechas de construir los pasos de peatones en las dos pasarelas situadas junto a las calles Josep Mestre y Sant Miquel de Soternes y Casa de la Misericòrdia. Cuando finalicen esas obras, que serán en cualquier caso temporales hasta que puedan construirse los pasos de peatones definitivos, podrá llevarse a cabo el derribo de otras dos pasarelas. Fuentes municipales no descartan que los trabajos se hagan en una sola noche, al menos los de retirada del puente en sí, como se hizo con las dos primeras. La demolición de las escaleras y las rampas de acceso son un proceso más laborioso.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, Vicent Sarrià, explicó la pasada semana que cuando comenzaron los trabajos de desmontaje de las dos primeras pasarelas de la avenida del Cid, las situadas junto al parque del Oeste y la calle Burgos, se dieron cuenta de que el estado del forjado de las pasarelas era mucho peor de lo que se esperaban. El concejal socialista, además, defendió el proyecto pese a las quejas vecinales de los residentes en Nou Moles y la Fuensanta. «Se trata de que la gente pueda cruzar una avenida que es una calle, no una carretera», dijo Sarrià, que insistió en que las pasarelas, instaladas al principio de la década de 1970, «permitían correr, ¿y correr para qué, para terminar en el embudo que es plaza de España?», se preguntaba Sarrià, que ponía como ejemplo de avenida de varios carriles que se puede cruzar por pasos de peatones la avenida Blasco Ibáñez, distinta porque no entronca directamente con una carretera como la avenida del Cid lo hace con la A-3.

Fotos

Vídeos