El Ayuntamiento aumentará en 30 millones el gasto en nóminas en dos años

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, durante un pleno municipal.
El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, durante un pleno municipal. / irene marsilla

Vilar asegura que el impacto de los sueldos en el Presupuesto baja respecto al anterior mandato en Valencia

P. MORENO

valencia. El Ayuntamiento ha previsto en el Presupuesto de 2018 una partida de 263,5 millones de euros para el capítulo I, referido a los gastos de nóminas y personal. Esto supone un incremento de 30 millones sobre el pasado año. El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, indicó que la previsión se ha realizado en base a las bolsas de trabajo y oposiciones puestas en marcha hasta el día de hoy, por lo que cabe la posibilidad de que la cifra aumente cuando se redacte el principal documento del Consistorio.

El delegado justificó el incremento en que el volumen total de las cuentas ha aumentado también. Así, se ha pasado de 753 a 786 millones en un año, mientras que el próximo ejercicio se prevé también un incremento. La cifra definitiva no está cerrada aunque el capítulo de ingresos y transferencias será similar, consideró.

«El volumen de gestión es mayor y el porcentaje de los sueldos sobre el total es menor», comentó. En 2011 el Presupuesto fue de 693,7 millones de euros, mientras que las nóminas de los funcionarios y personal laboral se llevaron 256 millones de esa cantidad, es decir, un 36,9% del total. Este año ha sido de un 31,72% de todo el gasto.

Una de las primeras acciones del gobierno municipal fue aumentar la plantilla de interinos con la apertura de bolsas de trabajo. El propósito es mejorar los servicios públicos, aunque los sindicatos reclaman más ofertas de oposiciones en la Policía Local y Bomberos.

Vilar señaló en una entrevista con Europa Press que «todas las magnitudes, indicadores y grandes cifras» confirman la buena salud de la economía del Ayuntamiento frente a la «situación de prequiebra técnica» que amenazaba al Consistorio.

Por este motivo, el edil consideró que la «Ley de Estabilidad Presupuestaria, lo que la gente conoce como la Ley Montoro» ayudó a frenar dicha situación pero ha llegado el momento de dejar la tutela que establece porque la hacienda municipal ha dado un giro radical y se aleja del desastre».

«No me cansaré de decirlo. Cumplimos sobradamente todos los requisitos de la Ley Montoro y pedimos una cosa sencilla, que nos dejen de tutelar. Vamos bien y tienen que permitirnos que tomemos nuestras propias decisiones. El Ayuntamiento es mayor de edad. No es necesaria la tutela, sabemos gestionar», adujo.

Destacó por último que la deuda municipal ha bajado en 25 puntos. «Hemos aprovechado que el precio del dinero está barato por la coyuntura de los mercados» pero resaltó que «se ha actuado y se ha renegociado la deuda, tanto en tipos de interés como en periodos de amortización que había comprometidos con los bancos».

Más

Fotos

Vídeos