Las Provincias

El semáforo estropeado del 'cruce de la muerte' lleva ya seis días sin que lo reparen

El semáforo, ayer por la tarde, con la mitad superior de sus leds apagados. :: damián torres
El semáforo, ayer por la tarde, con la mitad superior de sus leds apagados. :: damián torres
  • Ciudadanos recuerda a Grezzi su obligación de hacer que funcione pero el Ayuntamiento de Valencia no aclara cuándo lo va a arreglar

valencia. El semáforo que regula el conocido como 'cruce de la muerte' de Valencia sigue languideciendo, sin funcionar correctamente. Y lo peor de todo: por sexto día consecutivo desde que el viernes vecinos de la zona comprobaran su mal funcionamiento. El dispositivo luminoso está situado en la confluencia entre la avenida Blásco Ibáñez y la calle Gómez Ferrer, donde han perdido la vida cinco personas en poco más de cinco años en diferentes accidentes de circulación.

Pese a las reiteradas publicaciones de LAS PROVINCIAS y las quejas de vecinos, el Ayuntamiento de Valencia no había sido capaz ayer por la tarde de reparar la avería. La concejalía de Movilidad, dirigida por Giuseppe Grezzi y responsable del mantenimiento de las señales luminosas, ha admitido que conoce desde hace varios días la deficiencia. Como indicaron el lunes, los semáforos están «en la lista que se elabora mensualmente con aquellos cuya superficie se enciende por debajo del 75% y procede cambiar».

Pero más allá de esa declaración de intenciones, nada. El semáforo seguía ayer funcionando a la mitad de su luminosidad. Este diario consultó, a primera hora de la mañana, cuándo se piensa reparar, cuánto tiempo se emplea habitualmente en subsanar estos problemas y cúantos más semáforos de la ciudad están en esa lista de señales defectuosas. No hubo respuesta por parte de la concejalía en manos de Grezzi. El Ayuntamiento de la transparencia guarda un profundo silencio.

Un vecino contactó ayer con la Policía Local «para que alguien ponga remedio de una vez». El agente, resignado, se comprometió a trasladar la necesidad al ayuntamiento. «Esto no puede estar así», concluyó el policía de Tráfico.

Incluso Ciudadanos ha mostrado su indignación. «Tres de los cuatro semáforos fallan y más de la mitad de los leds están apagados», destacó el responsable de movilidad Narciso Estellés. «El concejal Grezzi tiene la obligación de hacer que los semáforos de la ciudad funcionen. Sorprende la tardanza en reparar «en una semana en la que se han realizado modificaciones estéticas en veinte semáforos de Valencia».