La viuda de Patraix simultaneó relaciones con cuatro amantes después del crimen

Dos agentes trasladan al asesino confeso (con el rostro tapado) a un vehículo policial. / J. Monzó
Dos agentes trasladan al asesino confeso (con el rostro tapado) a un vehículo policial. / J. Monzó

La investigación desvela un móvil económico y un presunto interés de la joven de seguir «la movida con tíos buenos» tras el asesinato

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Tomás, Salva, José y Sergio son los nombres de los cuatro amantes de la viuda de Patraix. La joven encarcelada por planificar presuntamente el asesinato de su marido, Maje M. C., de 27 años, simultaneó cuatro relaciones con el mismo número de hombres, sin que lo supiera ninguno de ellos, hasta dos meses después del crimen, según se desprende de las investigaciones policiales y las declaraciones de los últimos testigos. A todos sus queridos les hizo creer que su esposo, Antonio Navarro, le infligía malos tratos psicológicos y a dos de ellos los tanteó para saber si estaban dispuestos a matar por amor y odio.

Además del supuesto móvil económico por la herencia, las indemnizaciones de los seguros y la pensión de viudedad, la investigación del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha desvelado también el presunto interés de Maje de librarse de su marido, hasta el punto de que en varias conversaciones que mantiene con una amiga se muestra muy entusiasmada. «Yo ahora voy a ser feliz y voy a hacer la vida que quiero, no sé aún con quién, me da igual. Yo me lo estoy pasando muy bien», afirmó la viuda después del crimen.

«Estamos muy locas. Nos gusta la movida con tíos buenos. Yo la movida con Antonio que en paz descanse no la quería (risas). Si yo luego me lo tenía que tirar después de la reconciliación no me apetecía, ¿vale?. Y con este (en referencia al guardia urbano) me va a follar como me folló en el baño», dijo Maje tras salir de fiesta un sábado por la noche en Alicante tres semanas después del asesinato de su esposo.

Más noticias sobre Maje y el crimen de Patraix

Tras esta aventura sexual con Sergio, la joven siguió quedando con Tomás y José, un fisioterapeuta y un publicista con los que también mantenía sendas relaciones desde junio de 2016 y mayo de 2017, respectivamente, según explicaron a la policía los dos amantes. Ninguno de ellos sabía que compartían a la misma mujer.

Tomás declaró que mantuvo con Maje una relación estable como pareja hasta marzo de 2017, cuando ella le dijo que no iba a separarse de Antonio, y después los encuentros sexuales fueron más esporádicos, pero continuaron viéndose hasta octubre de 2017. El fisioterapeuta afirmó que quedó entre tres y cinco veces con la viuda después del asesinato. En una de las ocasiones que hablaron por teléfono, Maje le dijo que unos terroristas islamistas podrían haber asesinado a su marido para robarle el vehículo en el garaje de Patraix.

Los amantes

Salva
Enfermero. Maje declaró que no le atraía su físico pero mantenían sezo oral de vez en cuando.
Tomás
Fisioterapeuta. Mantuvo una relación con la joven durante 16 meses y se siente engañado porque Maje le ocultó que tenía más amantes.
José
Publicista. Se enteró de que Maje estaba casada tras el asesinato porque ella le dijo que vivía en un piso con dos chicas a las que cobraba alquiler.
Sergio
Guardia Urbano. Mantuvo relaciones sexuales con la viuda en un baño durante una noche de fiesta en Alicante tres semanas después del crimen.

En otra conversación a través de Telegram, la joven le contó una discusión que había tenido con Antonio tras hacerle creer a Tomás que su marido la maltrataba y que estaba enfermo de cáncer, dos mentiras más de la viuda. También declaró a la policía que Maje lo tanteó con otros mensajes para saber si estaba dispuesto a matar a Antonio, pero como él propuso denunciar los supuestos malos tratos, entonces ella ya no insistió y convenció después a Salva R., otro de sus amantes, para que cometiera el asesinato, según la investigación.

Los mensajes que Tomás facilitó a la policía permitieron obtener más pruebas que incriminan a la viuda, que se negó a desvelar su clave de Telegram cuando compareció al careo solicitado por el fiscal. Entonces Maje desconocía que su amante había colaborado con la policía y les había mostrado una conversación, fechada el 4 de junio de 2017, donde la viuda anunciaba sus intenciones criminales:

-Maje: Me maltrata cariño. Estoy psicológicamente destruida. Esto lo va a pagar caro.

-Tomás: Te juro que lo voy a matar. ¿Has pensado en denunciarlo? Porque te apoyaría al 200 %.

-Maje: He pensado en acabar con su vida.

Otro testimonio relevante para las investigaciones del caso es el de José, otro amante y pareja estable de Maje cuando la policía detuvo a la viuda el 10 de enero de 2018. Al publicista lo conoció el 20 mayo de 2017 en la discoteca Las Ánimas de Valencia. La relación que entablaron al principio no parecía seria, pero meses después ya pensaban en comprarse un piso. Las noches antes del asesinato y de su detención, la joven durmió con este amante.

A José no le dijo al principio que estaba casada y también le ocultó que tenía otros dos queridos en aquel entonces: el fisioterapeuta y su compañero de trabajo Salva. Este último confesó que planificó el crimen con Maje. Cuando se enteró de que la viuda y José iban a viajar juntos a Italia, el asesino se puso celoso y llamó por teléfono a la joven. Esta conversación y otra grabación realizada por la policía delataron a la pareja.

Fotos

Vídeos