Los compañeros de la viuda de Patraix creían que se había fugado con su amante

Maje y Antonio en la terraza de un local de ocio . / LP
Maje y Antonio en la terraza de un local de ocio . / LP

Maje acudió al psicólogo días después del asesinato de su marido: "En vez de ayudarme, le estoy dando lecciones yo"

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

La joven encarcelada por el asesinato de su marido, Maje M. C., de 27 años, comentó a una amiga y compañera de trabajo que tras el asesinato de su marido, el ingeniero Antonio Navarro, había ido al psicólogo dos veces y le aseveró textualmente: «En vez de ayudarme, le estoy dando lecciones yo». A otra enfermera del hospital le dijo que recibía asistencia psicológica porque le ayudaba a recuperar su estado anímico. Así consta en el sumario del caso, al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, que investiga el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional.

Tras la detención de la viuda y uno de sus amantes, Salva R., como presuntos autores del crimen, algunos compañeros de la pareja llegaron a pensar que se habían fugado juntos. Cuando faltaron al trabajo varios días, sin poder justificarlo porque estaban detenidos e incomunicados en los calabozos de la policía, varios trabajadores del Hospital Casa de Salud creyeron que Maje y Salva se habían ido de Valencia para continuar su relación sentimental en otra ciudad, lejos de las familias de ambos, tras un arrebato por amor.

Noticias del crimen de Patraix

Pero la detención de la pareja trascendió el 12 de enero, dos días después de los arrestos, y la noticia corrió como la pólvora en el hospital privado y la residencia geriátrica donde también trabajaba la viuda. La incredulidad se apoderó entonces de los compañeros, amigos y familiares de los presuntos asesinos. Como ya informó LAS PROVINCIAS, Maje y Salva confesaron ante la policía la planificación del asesinato tras las restricción autorizada por el juez de algunos de sus derechos. Así, la pareja no pudo designar a un abogado de su confianza ni entrevistarse de forma reservada con sus letradas del turno de oficio. Tampoco pudieron llamar por teléfono a sus familiares para decirles que estaban detenidos.

Otro amante de Maje declara que ella lo tanteó para saber si estaba dispuesto a matar a Antonio

La viuda declaró que Salva le dijo que haría cualquier cosa por ella cuando hablaban de cómo iba a matar a Antonio en el garaje de Patraix. Maje también afirmó que su amante estaba obsesionado con protegerla e incluso acudía al domicilio de ella cuando discutía con su marido.

Entre los nuevos testimonios remitidos al Juzgado de Instrucción número 14 figura el de una compañera de la viuda, quien señaló que a Maje le gustaba «llamar la atención de los médicos jóvenes del hospital». También afirmó que había sido testigo en la declaración de herederos de la víctima. Según esta enfermera, la viuda hablaba muy mal de la familia de Antonio y decía que «la última palabra en la herencia la tendría ella».

La joven anunció que iba a matar a su marido en un mensaje que envió en junio a uno de sus queridos

Maje anunció sus intenciones criminales en varios mensajes de móvil que envió a uno de sus amantes, Tomás R., dos meses antes del asesinato de su marido en el garaje del barrio valenciano de Patraix. Este hombre ha colaborado con los investigadores del Grupo de Homicidios y les ha mostrado la conversación que mantuvo con Maje el 4 de junio de 2017:

-Tomás: ¿Has recargado pilas? ¿Cómo fue la noche? ¿Te apetece ver una peli con palomitas?

-Maje: He tenido follón con Antonio. Van a operarle y quiere que esté con él. No puedo más. Quiero irme de Valencia.

-Tomás: Quiero que te apoyes en mí. Que para eso estoy también. ¿Vale?

-Maje: Me satura. Me agobia. Le odio.

-Tomás: Lo sé.

-Maje: Me considera de su propiedad. Quiero que se muera. No le aguanto.

-Tomás: Imagina cómo lo veo yo. No quiero cruzármelo por la calle.

-Maje: Ojalá se muera. Machacándome la puta cabeza. Llevándome loca.

-Tomás: Tengo que respirar hondo. Ahora mismo sería capaz de cualquier cosa. Te lo digo en serio. Que nos deje en paz de una vez.

-Maje: He querido morirme hoy.

-Tomás: No digas eso nunca.

-Maje: Me maltrata cariño. Estoy psicológicamente destruida. Esto lo va a pagar caro.

-Tomás: Te juro que lo voy a matar. ¿Has pensado en denunciarlo? Porque te apoyaría al 200 %.

-Maje: He pensado en acabar con su vida.

-Tomás: Sí, yo también, pero no quiero que destroces tu vida por una rata como esa.

En esta conversación a través de Telegram, Maje contó a su amante una discusión que había tenido con Antonio tras hacerle creer a Tomás que su marido estaba enfermo de cáncer, una mentira más de la viuda. La joven exageró e incluso afirmó que sufría malos tratos psicológicos.

El amante pensó que Maje lo tanteó con estos mensajes para saber si estaba dispuesto a matar a Antonio, pero como luego él propuso denunciar los supuestos malos tratos, entonces ella ya no insistió y convenció después a Salva para que cometiera el asesinato, según la investigación policial.

Noticias del crimen de Patraix

Fotos

Vídeos