Las Provincias

Turís legalizará 750 viviendas ubicadas por el término con su nuevo Plan General

Un chalé en el término municipal de Turís. :: lp
Un chalé en el término municipal de Turís. :: lp
  • El documento, que hoy se presenta a los vecinos en un acto, está en periodo de alegaciones y prevé un crecimiento más sostenido

El equipo de gobierno de Turís quiere que, durante la presente legislatura, sea realidad uno de los proyectos más importantes de su programa: el nuevo Plan General de Ordenación Urbana del municipio. Este documento urbanístico, actualmente en fase de presentación de alegaciones, prevé, por lo que respecta a la situación de las viviendas ubicadas por el término, normalmente segundas residencias, la legalización de unas 750 de éstas dispersas por diferentes puntos.

En este sentido, la Concejalía de Urbanismo del consistorio turisano quiere informar a todos los vecinos de las líneas generales del Plan General y para ello ha preparado una reunión para esta tarde a las siete en el Teatre Ideal a la que están invitados todos los habitantes del municipio.

Según informa el titular de Urbanismo, Rafael Valero, «la intención es explicar a la ciudadanía el alcance del plan general estructural y que obtenga una visión del proyecto. No se trata de realizar aclaraciones puntuales o particulares, ya que para ello tenemos dispuesto en el departamento un horario de atención por las mañanas de 11 a 14 horas previa cita, así evitaremos el colapso de las oficinas». En dicha reunión estarán presentes también los técnicos redactores del proyecto y los técnicos municipales para resolver dudas generales sobre el documento que regirá el crecimiento del municipio.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, Valero explicó que la filosofía general del documento ha sido reducir las ampliaciones del territorio que pudieran haberse previsto en años anteriores al estar viviéndose una época de menor crecimiento: «Tienen que reducirse y ampliarse a las necesidades reales». Recordó que los vecinos han cedido en los últimos años terrenos para infraestructuras como el instituto de secundaria o el ambulatorio».

Con respecto a los diseminados, y después de dejar muy claro que no van a permitir la construcción de nuevas viviendas, Valero insistió en que su intención es ordenar el territorio que ya esté urbanizado, y dentro de esta idea se encuentran estas viviendas que están «en situación irregular».

El suelo industrial también está previsto en el documento sobre el urbanismo turisano. La intención del Consistorio es generar una línea de crecimiento continuo para el futuro usando como eje vertebrador la carretera comarcal CV-412 y poder enlazarla con la ampliación de la futura CV-50 «que será el segundo cinturón de Valencia», por lo que las comunicaciones de Turís con las grandes ciudades estarán garantizadas. En total, habrá unos 235.000 metros cuadrados reservados para este fin y no se completa la zona sur, que no tendrá uso industrial, al considerar el equipo de gobierno que no tendrá crecimiento.

También hay tres zonas previstas para nuevas viviendas. Un total de 325.000 metros cuadrados en tres zonas diferentes del término: Rincón, Hort i Serra y Trillaora, con una previsión de crecimiento «compacto y ordenado», como todo el Plan General, de 20 años.

A la vez que se contempla esta zona para el futuro crecimiento del municipio, para quienes deseen habitar zonas de nueva construcción, el concejal de Urbanismo manifestó que no se olvidan tampoco del casco histórico y quieren poder ofrecer algún tipo de ayuda en un futuro cercano para la rehabilitación de viviendas y que el centro del municipio no quede deshabitado. Estas subvenciones se anunciarán una vez que el PGOU esté aprobado.

De este modo, una vez que el plan esté expuesto los 45 días que marca la ley para recibir las correspondientes alegaciones, pasará por el pleno, en sesión ordinaria o extraordinaria, para que sea aprobado de manera provisional. El siguiente trámite, tras la aprobación provisional, será la correspondiente remisión a las consellerias. La previsión del gobierno municipal es que, en un plazo máximo de dos años, el documento pueda estar aprobado definitivamente de cara al crecimiento urbanístico.

Valero no quiso olvidarse del que es, junto al Plan General, la principal preocupación del gobierno municipal de la legislatura: la escasez de agua y los cortes que han tenido que realizar durante el verano.

Actualmente están realizándose reducción de la presión durante la noche. La situación ha obligado al Ayuntamiento a comprar agua a una comunidad de regantes de la localidad de Godelleta, pero la situación no puede continuar así durante mucho tiempo, por lo que, en primer lugar, confían en que el otoño sea más lluvioso. El proyecto de construcción contempla una tubería de 8,5 kilómetros en un proyecto cuyo coste ronda los dos millones de euros.