Las Provincias

Israel afirma que el reconocimiento de Palestina no beneficia al proceso de paz

Benjamin Netanyahu
Benjamin Netanyahu / REUTERS
  • El Gobierno critica las iniciativas que no exijan como condición la negociación con el Ejecutivo hebreo

  • "Un no-acuerdo es mejor que un mal acuerdo", ha asegurado un alto funcionario sobre las negociaciones con Irán

Las iniciativas de reconocimiento del estado palestino que no exijan como condición la negociación con Israel no favorecen el proceso de paz en Oriente Medio, según advirtió un alto funcionario del Gobierno israelí. Yosef Kuperwasser, director general del Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel, opinó que en estos momentos, en ausencia de un acuerdo palestino-israelí, el reconocimiento de Palestina como estado no incitaría a los palestinos a negociar un arreglo final con Israel. "La principal razón por la que fracasaron los intentos anteriores fue la negativa palestina a reconocer a Israel como el estado del pueblo judío", aseguró Kuperwasser en una charla con un grupo de periodistas españoles.

Y los palestinos prefieren seguir una vía unilateral hacia la creación de su estado, porque eso no les obliga a pagar el precio de tener que reconocer a Israel, argumentó. El funcionario no quiso pronunciarse en particular sobre el debate que el martes celebrará el Parlamento español en torno a una propuesta no de ley que presentará el PSOE, el principal partido de la oposición, sobre el reconocimiento de Palestina.

De forma general, pidió a los europeos que influyan sobre los palestinos para que acepten a Israel como estado judío. "La pelota está en el campo palestino", añadió, en el sentido de que son ellos quienes deberían dar el paso para desatascar las negociaciones de paz.

Los radicales

Respecto a la gran "batalla existencial" que, a su juicio, libran en Oriente Medio musulmanes "pragmáticos" y "radicales", aconsejó no perder de vista el reto clave, que es no permitir que Irán acceda al arma nuclear. "Ya hemos visto de lo que son capaces los radicales; imagínenselos con una bomba atómica", dijo.

Aunque pudiera parecer que Irán se ha situado del lado de Occidente porque ambos luchan contra los extremistas del Estado Islámico (EI), la verdad es que el régimen en Teherán no desea, según el funcionario israelí, ningún avance occidental en Siria o Irak. Kuperwasser se declaró partidario de mantener la presión sobre el régimen iraní, a través de las sanciones internacionales.

Si no se ve la posibilidad de un buen acuerdo en la ronda de negociaciones que se abre esta semana en Viena, la comunidad internacional debería restablecer todas las sanciones contra Teherán. "Un no-acuerdo es mejor que un mal acuerdo", subrayó.