Las Provincias

Liberado en Siria un periodista estadounidense tras casi dos años de secuestro

Fotograma de un vídeo difundida en junio por sus captores
Fotograma de un vídeo difundida en junio por sus captores / Reuters
  • Peter Theo Curtis fue capturado en la región turca de Antioquía cuando intentaba atravesar la frontera siria en octubre de 2012, aunque se desconoce en manos de qué grupo se encontraba

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha confirmado este domingo la liberación del periodista estadounidense Theo Curtis, secuestrado en Siria en 2012.

La noticia de la liberación de Curtis ha llegado días después de que Kerry haya considerado una "atroz tragedia" la decapitación del periodista estadounidense James Foley por el Estado Islámico.

Kerry también ha confirmado en un comunicado que Estados Unidos está utilizando "cada herramienta diplomática, militar y de Inteligencia" para conseguir la liberación de otros rehenes estadounidenses secuestrados en Siria.

Una fuente qatarí ha confirmado que Curtis ha sido entregado a un representante de Naciones Unidas en Siria. "Las agencias de Inteligencia qataríes están detrás de la liberación del periodista estadounidense en Siria. Qatar, como muchos otros países, busca liberar a los rehenes por razones humanitarias", ha dicho la fuente, que no tenía detalles de las acciones concretas que ha realizado el país para conseguir la liberación de Curtis, pero que ha asegurado que ha sido una cuestión de "conectar con la gente correcta en Siria".

La fuente qatarí tampoco ha especificado si Qatar estaría llevando a cabo otras acciones para liberar a otros periodistas pero ha añadido que "será muy difícil para Qatar liberar a cualquier rehén del Estado Islámico, sin embargo, rehenes de otros grupos serían más fáciles".

El Comité para la Protección de los Periodistas estadounidense estima que hay aproximadamente 20 periodistas que están retenidos en Siria. Se sospecha que el Estado Islámico habría secuestrado a muchos de ellos.

En un videocomunicado publicado los secuestradores de Curtis durante su cautiverio, Curtis aseguraba que tenía "todo" lo que necesitaba y que "todo había sido perfecto, la comida, la ropa e incluso, los amigos".