Las Provincias

FASE DE GRUPOS

Ilusión renovada por la 'plantilla'

La selección española, durante un entrenamiento.
La selección española, durante un entrenamiento. / EFE
  • Sergio Ramos, ausente tras caer lesionado hace un mes en el duelo de Albania, se acercó hasta Las Rozas a comer con sus compañeros

«Hay continuidad. Vicente del Bosque llevaba muchos años y lo ha conseguido todo y el nuevo seleccionador intenta dar continuidad a este proyecto, buscando la clasificación al Mundial. El inicio está siendo muy bueno y positivo. Ha recobrado la ilusión de todos los españoles, el equipo está haciendo un gran papel y la afición tiene que seguir ayudando para estar todos juntos», aseguró Sergio Asenjo ayer en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

El portero confirmó que el ambiente es bueno, como siempre. Lo que ha cambiado, para algunos de los internacionales, es que el grupo se ha activado. Al menos, así lo notan algunos de los más habituales, que en los últimos tiempos advertían que para algunos acudir a la selección se había convertido en una rutina. Pepe Reina, uno de los jugadores con más ascendente en el grupo, ya lo apuntó en una entrevista a este medio: «Hay que disfrutar de cada convocatoria como si fuese la primera. Hasta que no dejas de venir quizá no te das cuenta de lo importante que es», subrayó el portero, que que considera que los nuevos deben hacer grupo y que todos al completo deben ganarse la pasión de los aficionados.

En la sesión del miércoles David de Gea y Aritz Aduriz fueron protagonistas al tener que superar un pasillo en el que les esperaba una lluvia de collejas por el cumpleaños del manchego y la reciente paternidad del vasco. «A pesar de las bajas el equipo tiene muchos referentes, con jugadores como Silva, que lleva muchos partidos de internacional, o como Busquets, que es un líder en el Barcelona y en la selección. Ellos son referentes. El resto intentaremos ayudar para que no se note», manifestó el meta del Villarreal después de ese entrenamiento y la sorpresa que esperaba en el almuerzo.

El capitán de la selección, Sergio Ramos, hizo un parón en la recuperación de su lesión en Valdebebas y se acercó a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para comer con sus compañeros. El central, lesionado precisamente con España en Albania, hizo un gesto para seguir creando 'plantilla' y también departió con el seleccionador, con el que se ha mostrado cercano después de que antes del nombramiento del sustituto de Vicente del Bosque se rumorease que apostaba por la llegada de Joaquín Caparrós. «El jugador tiene que tener ilusión y pasión por vestir la camiseta de la selección», ha repetido en varias comparecencias el técnico vasco. Por la tarde, el equipo tuvo un trabajo de gimnasio después se someterse a un estudio de valoración de composición corporal, aspecto que el nuevo cuerpo técnico también quiere cuidar.