https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Peter Lim acumula casi 90 millones de déficit en los cuatro años que lleva en el Valencia CF

Mateo Alemany, durante la rueda de prensa del jueves. / damián torres
Mateo Alemany, durante la rueda de prensa del jueves. / damián torres

El máximo accionista mantiene firme su interés en potenciar la plantilla y ha empezado a liquidar a Bankia

C. V.

valencia. Hasta en dos ocasiones se le preguntó a Mateo Alemany a cuánto iba a ascender a 30 de junio el déficit del Valencia en este ejercicio. El director general se mostró esquivo a la hora de concretar la cifra, escudándose en que la auditoría no concluyera su trabajo, no se podía aventurar a decirla por miedo a equivocarse. Ahora bien, al menos admitió que sería superior a los veinte millones, sin puntualizar si iba a estar más cerca de los veinte o de los treinta.

Lim, que ha empezado a liquidar la deuda con Bankia y al que le ha tocado lidiar con la multa de la UE, lleva acumulados en sus cuatro años como máximo accionista del Valencia casi 90 millones de euros de déficit si se repasa temporada tras temporada la cifra final del balance en las cuentas del club. El haberse quedado fuera de Europa dos temporadas le ha penalizado de manera sensible, al margen de vender a la baja futbolistas que en su momento costaron mucho más. Aunque el director general se esforzó en reforzar el respaldo de Lim con esa línea de crédito dispuesta por el actual interés de elevar la plantilla de Marcelino, lo cierto es que el Valencia tiene una dinámica de marcado carácter deficitario.

El empresario de Singapur aterrizó el 1 de diciembre de 2014, aunque ya trabajaba en el proyecto de Amadeo Salvo desde el verano anterior. Ese curso, el de la 2014-15, a 30 de junio se cerró con un déficit de 2,5 millones de euros, muy lejos de los 31,4 millones que hubo en rojo tras la 2015-16 (ya con el equipo duodécimo clasificado y tras ser eliminados de la Champions en la fase de grupos y de octavos en la Europa League).

Para encontrar un cierre de balance en positivo hay que ir a 2014: 121.000 euros

El curso siguiente (2016-17), el apretón económico todavía fue mayor. El equipo vio la competición europea por la televisión y pese a los traspasos la cifra en negativo subió a los 27,1, lo que sumados a los 25 -por poner una media a mitad de camino- hacen 86 millones.

En junio de 2014 -Salvo de presidente- se apuntaron 121.000 euros de superávit mientras que la 2012-13 (Llorente), la cifra en positivo subió hasta los 5,1 millones.

Fotos

Vídeos