https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Ilusión desmedida por la octava Copa

Un aficionado, ayer por la tarde en el tour de Mestalla. / jesús signes
Un aficionado, ayer por la tarde en el tour de Mestalla. / jesús signes

Un paseo por las entrañas de Mestalla el día después de la gesta confirma que la afición sueña con ver a Parejo levantar el trofeo

LOURDES MARTÍ

Los ecos de la celebración del pase a la final de Copa todavía resuenan en la avenida de Suecia. Con las ojeras propias de una noche larga, Lucía volvía al lugar donde nunca había sido tan feliz hasta ahora. Ella es de Paterna y tiene 14 años. El miércoles presenció el partido ante el Betis y ayer se dispuso a conocer las entrañas de Mestalla. Flanqueada por la bandera fundacional del Valencia se encuentra la vitrina de trofeos. Allí, ayer, las protagonistas eran las réplicas de las Copas logradas por el club blanquinegro. «Esperemos que dentro de poco, en lugar de siete haya ocho», comentaba. Ella, y las amigas con las que fue a conocer las interioridades del estadio, Paola e Irene, reconocen los trofeos y jugadores protagonistas de los hitos blanquinegros por los libros y «lo que cuentan los mayores». Su deseo es lograr «una entrada para Sevilla» y dejar de ser testigos pasivos de la historia del Valencia. «Ganaron una Copa hace once años y nosotras con dos o tres que teníamos no nos acordamos de nada», lamentan.

«El gigante dormido ha despertado», decía Aitor. Este aficionado hacía referencia a las palabras del exjugador y extécnico del Valencia Miroslav Djukic quien en su etapa de entrenador tildó de «gigante dormido» al club de Mestalla. Tiene 34 y después de haber vivido «el inicio del último gran ciclo con la Copa de Sevilla, la Liga, el doblete y el último trofeo que no se saboreó lo suficiente» confía en que el día 25 de mayo el club de Mestalla resurja. «Es el año del centenario y la Copa puede ser sólo el principio de una nueva etapa. Las fotografías de Mendieta, el Piojo, Kempes o el propio Waldo son preciosas, pero tenemos ganas ya de sumar fotografías nuevas a ésas», afirmaba este vecino de Torrent. La imagen de Rodrigo recibiendo el trofeo de campeón en el Benito Villamarín es la más soñada por seguidores como Aitor.

«¿Miedo al Barça? Ninguno», decía Martín, quien confía en todo su equipo, pero espera que el protagonista en la final sea su ídolo «Rodrigo». Ayer cumplía nueve años. También estaban de celebración Pablo, Iker y Samuel. Sus mamás y papás prepararon una sorpresa para ellos y sus amigos: celebrar los cumpleaños en Mestalla. La ilusión de la veintena de niños que se reunió en el coliseo blanquinegro no les dejaba apenas hablar. «¡Yo vi anoche el partido por la tele y me puse muy contento, seguro que ganaremos la final», comentaba entre saltos Iker, cuyo ídolo es «Guedes».

«El gigante dormido ha despertado», asegura un socio haciendo referencia a las palabras de Djukic

Ilusionado está el aficionado nacido en el mismo barrio de Mestalla como el que lo ha hecho en lugares como Filipinas. Janel y su familia se quedaron con las ganas de acudir al partido frente el Betis pero esperan hacerlo ante el Barça. «Estamos afincados en Las Palmas desde hace años y a mí el Valencia siempre me ha gustado mucho por David Silva. Es una lástima que se fuera. Ojalá volviese algún día», decía.

Pablo no deja de mirar el móvil desde el miércoles por la noche, actualiza constantemente las noticias «por si salen las entradas»: «El hotel en Sevilla lo reservamos hace semanas, y ahora iremos a por la camiseta de la final para ir bien equipados», apuntaba este seguidor mientras miraba la vitrina donde espera ver pronto la octava.