https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La herencia que Murthy no olvida

Murthy, durante su 
intervención inicial
en la  junta de accionistas 
del Valencia. 
/ lázaro de la peña/valencia cf
Murthy, durante su intervención inicial en la junta de accionistas del Valencia. / lázaro de la peña/valencia cf

«Los bancos no siempre han tenido una buena experiencia con el Valencia. Con nosotros no tienen preocupaciones», explica el dirigente El presidente vuelve a defender la posición del club respecto a Porxinos y la multa de la UE

TONI CALERO

valencia. Anil Murthy adoptó un perfil bajo durante la junta y dejó el grueso de las respuestas a Mateo Alemany. Fueron escasas las intervenciones del presidente, mano derecha de Peter Lim, más allá del discurso inicial que abrió la tarde en Feria Valencia. Bajo un guion estricto y sin novedades que apuntar, Murthy se centró en destacar los pagos bancarios del club -tal y como estaban previsto en el acuerdo de compraventa de 2014- para luego volver a caer en la herencia recibida. Esas contingencias millonarias (nuevo estadio, Porxinos y la multa de la Unión Europea) que continúan sin resolverse y van salpimentando la actualidad valencianista cuando, en el caso de las dos últimas, se producen cambios relevantes que presionan las finanzas de la entidad.

El presidente abrió camino defendiendo a un club «financieramente más sólido» y que cumple con los pagos a las distintas entidades bancarias. En la misma frase estuvo el elogio para la fiabilidad de Meriton y el dardo para anteriores gestores. «Los bancos no siempre han tenido una buena experiencia con el Valencia. Con nosotros no tienen preocupaciones. Los bancos están contentos y saben que están tratando con un club serio», afirmó Murthy.

El dirigente había pasado de puntillas sobre el asunto del nuevo Mestalla, tema por el cual preguntaron la mayoría de los accionistas que intervinieron, y fue Alemany quien entró más en harina. Así que Murthy utilizó el campo de Cortes Valencianas como preámbulo de los asuntos «heredados que gestionamos para solucionar». Primero, la decisión de Bruselas respecto al pago de 23,6 millones por las ayudas ilegales al fútbol. «El Tribunal de la UE ha rechazado nuestra petición para suspender los pagos hasta la decisión final. Estamos presionando a los tribunales de la UE para que tomen la decisión final», dijo Murthy, que puso en valor el diálogo abierto con la Generalitat y el IVF para encontrar una solución «que no dañe la situación financiera a corto plazo». Respecto a Porxinos, más de lo mismo: el presidente argumenta la inocencia del club y espera la compensación «de las autoridades legales y de la Generalitat».

«Los canteranos más prometedores no se irán del club excepto a un precio muy alto», afirma

En la misma línea en la que siempre se ha expresado Alemany se movió Murthy para admitir que seguirán vendiendo futbolistas para «reducir las pérdidas al mínimo». Antes de sacar pecho por la mejora de la asistencia de Mestalla y prometer medidas para estabilizar la subida en el futuro, Murthy destacó la cantera como uno de los motores de la entidad. «Hemos protegido al club sellando contratos con los jugadores más prometedores. No dejarán el Valencia excepto a un precio muy alto», explicó el presidente.

Aunque no hubo símbolo alguno que recordara la junta de ayer como la del año del centenario, Murthy finalizó su discurso hablando del cumpleaños del Valencia. «Que nadie dude de que le daremos la importancia que tiene. Todos los socios recibirán obsequios, hemos pedido la final de Copa y un partido de la selección», recordó Murthy, optimista con el equipo pese al momento «negativo e inesperado» que atraviesa.

Más

 

Fotos

Vídeos