Estupefacción en el Hospital Clínico de Valencia tras la detención del cardiólogo por grabar vídeos de desnudos

Una sanitaria cruza un paso de peatones junto al Hospital Clínico./IRENE MARSILLA
Una sanitaria cruza un paso de peatones junto al Hospital Clínico. / IRENE MARSILLA

Empleados del hospital aplauden la decisión de Sanidad de apartar al facultativo de sus funciones

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Un ambiente de «sorpresa» y hasta de «estupefacción» se ha instalado en el Hospital Clínico de Valencia después de que la Policía Nacional detuviera a un cardiólogo por esconder un teléfono móvil en un vestuario con el que podría haber grabado vídeos de sus compañeras mientras se cambiaban de ropa. «No se lo imaginaba nadie, es un hecho lamentable y una actitud sancionable si se demuestra«, han indicado fuentes sindicales. En esta línea, trabajadores del centro han señalado que existe »sorpresa en el sentido de que es un hecho reprobable y las personas que lo conocen nunca se habrían imaginado que pudiera haber hecho eso«.

Entre la plantilla se respalda la medida adoptada por la Conselleria de Sanidad de suspender de sus funciones al médico, que fue arrestado por un delito contra la intimidad y advierten que el caso se encuentra en fase de investigación «para ver si ha pasado más veces». «Hay estupefacción entre los compañeros, no te podías esperar que hiciera eso», han agregado.

Por otra parte, recuerdan que en el centro hospitalario existen «multitud de pequeños vestuarios, algunos incluso mixtos» por la falta de espacio, «pero no hay un ambiente de inseguridad«. Al respecto, creen que no existía un plan demasiado elaborado por parte del médico para realizar las grabaciones (colocó el móvil en una rendija) e incluso dudan de que lo haya hecho más veces.

Otras fuentes también apuntan en esa dirección e indican que «la gente está con rumores, interesándose por saber quién es, pero no hay inquietud ni están alteradas por si las han grabado otras veces». «Es más un tema de que todo el mundo está cotilleando que de que haya inseguridad por si hay más vídeos«. Sin embargo, será la investigación policial la que determine si existen otras grabaciones de contenido sensible.