El campeón de maratón acumula dos hurtos más y malvive en la calle

El maratoniano Jaouad Tougane y el 'speaker' de carreras Tony Gil. /
El maratoniano Jaouad Tougane y el 'speaker' de carreras Tony Gil.

El atleta marroquí se muestra arrepentido cada vez que lo retiene un vigilante de seguridad y afirma que una deuda le empuja a robar

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Cabizbajo y con lágrimas en los ojos, Jaouad Tougane, el campeón autonómico de maratón en 2018, muestra su arrepentimiento tras ser retenido, una vez más, por los vigilantes de un centro comercial de Valencia. Es la enésima vez que el joven marroquí comete un hurto y sale corriendo con varios artículos en sus manos para venderlos luego en una calle de Ruzafa. Otras dos veces fue grabado la semana pasada en pleno robo por las cámaras de vigilancia. Tougane vuelve a las andadas. Necesita dinero para pagar una deuda. El joven confesó a un policía que debe 1.500 euros a una conocida.

Algunos de sus amigos creen que podría estar mintiendo o buscando excusas «para justificar algo que no tiene justificación», pero le apoyan con mensajes a través de Facebook. «Espero que recapacites, cumplas tu condena y cambies tu vida. De todo se sale», escribió hace unas horas una abogada y deportista que conoce a Tougane.

El periodista y conocido 'speaker' de carreras Tony Gil, que acogió en su casa al atleta marroquí en 2014 cuando no tenía hogar en Valencia, le dio otro consejo: «Ve con la verdad por delante y reconoce tus propios errores. Tal vez de este modo puedas arreglar las cosas y limpiar tu imagen». Las frases textuales pueden leerlas todas las personas que mantenían contacto con Tougane a través de Facebook, la red que ha elegido el joven maratoniano para dar absurdas explicaciones tras la oleada de robos que cometió, presuntamente, en las últimas semanas en varios centros comerciales de Valencia.

«Una persona me quiere denunciar si no le devuelvo una cantidad de dinero», asegura Tougane. «Me han cerrado las puertas», añade el atleta al referirse a los amigos y conocidos a los que pidió dinero. Respecto al bolso que sustrajo, presuntamente, a una mujer en un cuarto de baño de la Estación del Norte, el joven asevera que lo encontró en la calle y luego vendió el teléfono móvil de la víctima «para viajar a Castellón». Otro pretexto. El presunto ladrón malvive desde hace varias semanas en la calle. Suele dormir cerca de los centros comerciales donde roba con aparente impunidad.

La Policía Nacional ha detenido a Tougane en dos ocasiones, al menos, en lo que llevamos de verano, pero lo ha identificado otras muchas veces como presunto autor de pequeños hurtos. Los vigilantes de dos centros comerciales han retenido también al maratoniano tras sorprenderlo en varias ocasiones con prendas y artículos que acababa de sustraer.

Mientras el joven acumula robos y denuncias, la policía mantiene abiertas hasta tres investigaciones para esclarecer el mismo número de hechos delictivos que dos centros comerciales atribuyen al corredor. Las cámaras de seguridad volvieron a grabar a Tougane cuando sustraía artículos los días 22 y 24 de julio. Un peculiar rasgo físico del joven, dos pecas que tiene en su cara, posibilita la identificación del presunto autor de los hurtos cada vez que la policía visiona las imágenes que le facilitan los vigilantes las empresas afectadas.

La mayoría de los delitos que cometió el atleta, presuntamente, en las últimas semanas en Valencia se saldaron con meras identificaciones y diligencias policiales, porque el maratoniano suele sustraer artículos que valen menos de 400 euros, el límite del delito leve por hurto que fija el Código Penal.

«Ojalá pudiera volver a sacar una sonrisa a mi madre»

Entre hurto y hurto, Jaouad Tougane (Marrakech, 1992) también tiene tiempo para la reflexión. «Ojalá pudiera volver a sacar una sonrisa a mi madre y mi hermana», escribió sobre las 16.15 horas del lunes en su perfil de Facebook tras reconocer que estaba apenado por su familia. El campeón autonómico de maratón afirmó también que las noticias publicadas sobre sus robos y detenciones le han hecho mucho daño.

«Actualmente no estoy bien. Lo siento mucho amigos. Ojalá pudiera rehacer mi vida. Toca seguir viviendo en la calle después de un mes hasta que llegue mi hora», señaló en un mensaje confuso difundido en Facebook. El joven marroquí confesó a un conocido que quiere regresar a su país, aunque sus amigos dudan de esta supuesta intención.

Su última actividad en WhatsApp está fechada el 16 de junio, un día después de que ganara el VII Memorial José Manuel Zambrana Pleguezuelos en la localidad de Ibi. Ese domingo de junio tenía que subir a un avión con destino a Marruecos, pero sus amigos valencianos desconocen si llegó a viajar.

Desde aquel día hasta el 24 de julio, Tougane acumula un gran número de hechos delictivos y denuncias que se saldan con diligencias para celebrar un juicio rápido por hurto en la mayoría de los casos. La policía también detuvo al maratoniano dos veces por sendos robos, uno de ellos con violencia al arrancar el compartimento de billetes de una caja registradora. El joven suele utilizar su destreza para burlar los sistemas de alarma, pero en otras ocasiones arrambla con varios artículos y emprende una veloz huida a la carrera.

El maratoniano Jaouad Tougane

Temas

Sucesos