Un bebé, en coma tras ingerir detergente servido como zumo en el restaurante de un albergue de lujo

Vaso de zumo./Fotolia
Vaso de zumo. / Fotolia

El establecimiento justifica los hechos como «una sucesión de acciones de diferentes personas»

LAS PROVINCIAS

Un inofensivo zumo. Eso es lo que pidieron unos padres para su bebé de 22 meses en el restaurante del albergue de lujo en el que se encontraban. La menor empezó a ingerir la bebida y a las pocas horas se encontraba ingresada con pronóstico grave en el Hospital Universitario de Nantes. Tal es el estado de salud y las heridas que presenta la bebé que los médicos optaron por inducirle en coma artificial mientras desde el establecimiento se intenta explicar cómo acabó lo que ellos mismos han justificado como detergente para lavavajillas en un vaso que debería contener zumo.

Los médicos han aclarado que la vida de la niña de 22 meses no corre peligro, pero aún así por las quemaduras provocadas por el producto ingerido podría acabar perdiendo el esófago. Sobre cómo acabó un vaso de detergente como zumo en la mesa de unos clientes, el restaurante situado dentro de un albergue de lujo en Pornic, en el Loira Atlántico, explica que se debe a una «sucesión de acciones de diferentes personas». Según el propio establecimiento un trabajador habría vertido el detergente en el recipiente se deposita el zumo fresco, otro habría introducido también por error la fuente en el frigorífico y un tercer empleado habría acudido a la nevera para servirse el zumo que debería haber estado enfriándose.

El padre de la niña declaró se quemó los labios al probarlo después de ver la reacción de la bebé e incluso apuntó que el producto servido habría sido sosa cáustica y no detergente como declaró el restaurante.

Los hechos ya están denunciado por «negligencia grave» mientras la bebé de 22 meses lucha, en coma artificial, por recuperarse lo antes posible.

Otras noticias

Temas

Nantes