El uso del móvil, principal causa de sanción en una campaña de la Policía Local de Alzira

El uso del móvil, principal causa de sanción en una campaña de la Policía Local de Alzira

Los agentes controlan a más de mil vehículos y recuerdan que llamar mientras se conduce triplica el riesgo de sufrir un accidente

ENRIC ORTIZALZIRA.

La Policía Local de Alzira ha llevado a cabo en los últimos meses una campaña de vigilancia y control del tráfico en colaboración con la DGT, con la finalidad de mejorar la seguridad de los viandantes y de los conductores. Para ello se han realizado controles periódicos en Alzira, en especial en el núcleo urbano de la población. El resultado de esta acción ha sido el control de más de mil vehículos y la interposición de treinta y una denuncias. El motivo más común por el cual se ha multado es conducir utilizando el teléfono. Además se han interpuesto cinco denuncias por conducir bajo los efectos del alcohol y cinco más por la detección de drogas.

Solamente ha habido un caso en el que se han instruido diligencias penales, por conducir con una tasa de alcohol superior a los 0,60 miligramos por litro de aire aspirado. La Policía Local de Alzira ha advertido de los peligros de estas actitudes a la hora de conducir. Remarcan que la tercera parte de los conductores muertos en carretera dieron positivo en alcohol o drogas. Además, la Policía Local de Alzira destaca el peligro de la distracción. Aporta datos como que supone ya la primera causa de accidente mortal, que se calcula que llamar mientras se conduce triplica el riesgo de accidente o que enviar mensajes en el coche multiplica por veintitrés la probabilidad de siniestro.

El aumento de multas por distracción preocupa a la Policía Local de Alzira, ya que atender al teléfono móvil durante la conducción eleva el riesgo de accidente por la pérdida de capacidad de mantener una velocidad constante. La distracción que provoca también que se guarde una distancia adecuada respecto de los demás coches y la capacidad de reacción disminuye, lo que aumenta el peligro al conducir.

Las causas más comunes de distracción de acuerdo con la DGT son la manipulación del teléfono, de dispositivos GPS o de navegación, de encender un cigarrillo y fumar o la manipulación de la carga del coche durante la marcha. De acuerdo con los informes de la DGT acciones como comprobar el teléfono mientras conducimos multiplican por cuatro el riesgo de accidente.

La campaña llevado a cabo en Alzira no será única, pues la DGT ha planeado más actuaciones preventivas que tienen la finalidad de mejorar la seguridad vial. Acerca de la campaña desarrollada en Alzira, Sara Garés, regidora de Seguridad y responsable de la Policía Local en el municipio, ha comentado que «es necesario hacer estas campañas con tal de evitar estas conductas inadecuadas, que en muchas ocasiones son causa de accidente».

Esta campaña llevada a cabo en Alzira con colaboración de la Dirección General de Tráfico sigue la línea de la que la DGT empezó el pasado año por medio de dos spots publicitarios y cuatro cuñas radiofónicas. En los anuncios se plantean los problemas que pueden derivar de las distracciones al volante o la ingesta de alcohol antes de conducir. Uno de los spots cuenta cómo se puede acabar en la cárcel por un descuido que provoque un homicidio involuntario. Un hecho que aunque no nos planteemos a la hora de coger el volante, no es tan complicado que pase como confirma las estadística de que una de cada tres condenas penales tiene como motivo delitos penales contra la seguridad vial. Cifras que campañas como la de Alzira buscan reducir.

La DGT advierte sobre el temido efecto dominó

Más