Pedro Sánchez ofrece negociar los Presupuestos «a izquierda y derecha»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d) y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig (i) a su llegada al Palacio de Congresos de Valencia. / EFE

El presidente del Gobierno hace un guiño al desbloqueo anunciado por Rivera en la clausura del congreso de empresa familiar celebrado en Valencia

BURGUERAValencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de iniciar el discurso de clausura del XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar, tuvo que escuchar el resultado negativo de la encuesta entre los 700 asistentes, que se muestran inquietos frente al futuro económico español. «No se pueden tomar medidas a corto plazo que sólo pretenden garantizar la gobernabilidad», señaló el presidente el Instituto de Empresa Familiar, Francisco J. Riberas, quien instó a que se consensue un plan educativo que se adapte a las demandas de las empresas en un marco digital. Una bienvenida cruda para Pedro Sánchez, quien recordó con sus primeras palabras el fallecimiento de la exministra valenciana Carmen Alborch.

Sánchez recordó las palabras de Alborch (el femismo debería ser patrimonio inmaterial de la humanidad) y señaló que esos valores deberían alcanzar a todos los ámbitos. El presidente vinculó a la exministra con la cercanía propia de los dirigentes de las empresas familiares. «Ese doble vínculo con la familia y el territorio aporta singularidad y simbolismo a las empresas familiares», señaló Sánchez, que realizó un discurso elogioso y de gran reconocimiento a las empresas familiares: «Ustedes han recibido un negocio y se han impuesto el deber de acrecentarlo, por eso representan más de la mitad del PIB y más del 80% del tejido empresarial español. Reitero la complicidad del Gobierno a su labor. Mi mayor aspiración es que ustedes triunfen, que innoven, creen empleo y tengan éxito porque ese éxito será el de toda España, un proyecto común para el cual hace falta arrimar el hombro».

Sánchez aprovechó su intervención para defender el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que ha presentado ante Bruselas, y ha tendido la mano a negociarlo «a izquierda y derecha», comentario que supone un guiño a la actitud de Ciudadanos anunciada ayer para tramitar los PGE.

«Acabamos de presentar en Bruselas el proyecto de los PGE, que cada día gana más fuerza y les anuncio que el Gobierno está abierto a hablar a izquierda y a derecha para lograr los mejores presupuestos. Estoy dispuesto a hablar si no hay voluntad de bloqueo, sino de diálogo. Dispuesto a estudiar todas las propuestas porque estos PGE son unas cuentas sensatas que dan estabilidad«, señaló Pedro Sánchez, que en referencia a la Comunitat recordó »el compromiso total« de su Ejecutivo con las actuaciones para las obras del corredor mediterráneo, una infraestructura que simbolizaría el deseo de un país unido en pos de un mejor desarrollo económico.

Congreso Nacional de la Empresa Familiar