Puig impone sus tesis y Morera repetirá como presidente de Les Corts

Puig, Oltra y Dalmau durante la primera reunión del Botánico II. /Damián Torres
Puig, Oltra y Dalmau durante la primera reunión del Botánico II. / Damián Torres

El tripartito pospone el inicio de las negociaciones del Consell a después de las elecciones del 26-M y se da dos semanas para evaluar la legislatura anterior

- Burguera
- BURGUERAValencia

Las tesis de Puig respecto a la necesidad de dar estabilidad a la presidencia de Les Corts se ha impuesto. Enric Morera continuará al frente del parlamento valenciano. Esa renovación fue el único asunto concreto que se dilucidó ayer en la primera reunión de los líderes del tripartito de izquierdas. El socialista Ximo Puig, la líder de Compromís, Mónica Oltra, y el podemista Rubén Martínez Dalmau se reunieron por el espacio de poco más de una hora en Les Corts. Primer paso del futuro Gobierno valenciano, aunque evidenciaron una calma total por cristalizar los resultados del 28-A. No hay prisa. Ni por repartirse los cargos, ni las competencias ni siquiera por discutir qué se va a hacer. Hasta las elecciones municipales del próximo 26 de mayo se evaluará la primera legislatura del Botánico, un modo de alargar los tiempos de negociación con el fin de resolver las incógnitas respecto a los gobiernos municipales y, especialmente, provinciales. Hasta junio, no habrá decisiones sobre competencias y cargos.

De momento, ayer, se tomó una decisión para que en Les Corts no se volviese a repetir el espectáculo de 2015, cuando la presidencia de la Cámara bailó y recaló en Morera después de estar en manos del socialista Francesc Colomer durante 19 días. Desde hace una semana, Puig y su entorno señalan la conveniencia de que Morera repitiese. Él mismo se ha postulado de manera sutil para continuar. Sin embargo, en el seno de Compromís esa posibilidad no generaba entusiasmo, especialmente en Bloc emergente, el de los nacionalistas que lideran el partido tras un relevo generacional que supuso la renuncia del propio Morera a la secretaría general del Bloc para respaldar la candidatura de Àgueda Micó.

Oltra aprovecha su interlocución con PSPV y Podemos para cortar el paso al Bloc emergente

Ese Bloc emergente aspira a tener mayor interlocución en las negociaciones a tres bandas entre PSPV, Compromís y Podemos que arrancan ahora, medio mes después de las elecciones. Los nacionalistas preferirían que Oltra no capitalizase la voz de la coalición tras unos resultados que Micó ya indicó que no fueron para lanzar cohetes. En ese juego de poderes internos en Compromís, la figura de Enric Morera había perdido tanta importancia que su deseo de continuar como presidente de Les Corts se entendía como un estorbo. Oltra, hasta ayer, no se había pronunciado respecto a la posible provisionalidad de la Mesa de Les Corts (el órgano que dirige la Cámara y que lidera el presidente). Puig reclamó una Mesa estable. Los econacionalistas eludían el asunto con el fin de no asumir una presidencia que les restase poder de negociación en el futuro Consell. Desde el PSPV, por boca del síndic socialista, Manolo Mata, también se habían decantado por que Compromís asumiese la jefatura de Les Corts. A pesar de las intrigas internas en el grupo parlamentario de la coalición econacionalista, ayer, Oltra afirmó que «Compromís no había hecho ninguna declaración pública que dijera que se quería una mesa provisional. La posición inicial y oficial, es la que se ha dicho hoy (por ayer)». O sea, la que ella anunció en ese momento, una vez Puig señaló, tras la reunión a tres bandas, que «la Mesa de Les Corts tendrá una línea de continuidad en la Presidencia». De esta manera, Oltra aprovechó esa primera cita para dejar claro que «la posición oficial» es la que ella representa.

Cs, la gran incógnita de la Mesa

La presidencia de Morera supondrá que una socialista sea la vicepresidenta primera (cargo que ocupó Carmen Martínez durante la anterior legislatura, algo que probablemente no se repita), un popular sea el segundo vicepresidente (Jorge Bellver), la secretaría primera recaiga en una mujer de Podemos (en la anterior legislatura, Irene Gómez, que continúa como parlamentaria, sustituyó a Marc Pallarés) y la segunda en un hombre de Ciudadanos, lo que cortaría el paso a Mamen Peris, la que parecía mejor posicionada para el cargo, que ahora queda muy abierto, con nombres sobre el tapete como el de Salmerón, Arquillos o Woodward.

Cantó: «Va a parecer el camarote de los hermanos Marx»

El líder de Ciudadanos en la Comunitat, Toni Cantó, criticó ayer las negociaciones del tripartito que se iniciaron ayer para la formación del nuevo Consell. El dirigente de Cs consideró que el Gobierno que van a crear «va a parecer el camarote de los hermanos Marx, por lo de marxista políticamente hablando».

Para Cantó durante estos días se está asistiendo a «un espectáculo lamentable en las negociaciones del futuro gobierno del tripartito en el Consell -al que ahora ses va a añadir Podemos- y en la formación de la Mesa de Les Corts».

Mañana, durante la constitución de Les Corts se votará esta Mesa. Será ese el primer paso de la formación de la arquitectura institucional de la Generalitat en la nueva legislatura. El Consell (sus líneas políticas, distribución de competencias y designación de cargos) queda para después de las elecciones, cuando también podrían entrar en liza las diputaciones que puedan quedar en manos de la izquierda. Las dos próximas semanas se discutirá sobre qué se ha hecho hasta ahora, entre 2015 y 2019, y qué falta por hacer, con el fin de, tras los comicios locales, empezar a negociar en serio.

Pacto del Botánico II