Una diputada de Podemos pide que su despacho en Les Corts se insonorice

Lima interviene en un pleno de Les Corts./ TXEMA RODRÍGUEZ
Lima interviene en un pleno de Les Corts. / TXEMA RODRÍGUEZ

Pilar Lima solicita a la Cámara, además, una serie de mejoras en su zona de trabajo como una cristalera de vidrio que divida espacios

M. H. / B. F. VALENCIA

Los podemistas valencianos están demostrando una especial atención en el inicio de la legislatura por todo lo que tiene que ver con los espacios, ya sea metros cuadrados (de sus despachos en Les Corts, que ha provocado el retraso en el inicio de la actividad de algunos grupos parlamentarios), como ubicación (se reclamó repetidamente una mayor visibilidad de los diputados morados, que fueran reubicados para situarse tras las butacas de los miembros del Consell) y, ahora, también, sonoridad y distribución de paredes. No es de extrañar, por tanto, que en el nuevo Consell hayan mostrado un especial empeño en gestionar todo lo referente a la vivienda si se tiene en cuenta la atención que Podemos está poniendo en los espacios políticos que habitan.

En esa pelea por ganar zonas para sus despachos, finalmente, Podemos aceptó la posibilidad de ocupar una serie de espacios situados en la planta cuarta del edificio de oficinas de Les Corts. Esa zona fue ocupada en su día por diputados como Rafael Blasco cuando quedó al margen de la actividad del PP. O durante la pasada legislatura por los propios populares para celebrar reuniones de la dirección de su grupo en una zona discreta, de escaso paso. Sin embargo, las condiciones de esa zona no han sido consideradas como las más adecuadas por Pilar Lima, portavoz adjunta de Podemos en Les Corts, quien ha solicitado a la Cámara que se insonorice su despacho, se pinten humedades y se haga una obra para dividir el área de trabajo a través de vidrieras. Podemos ya advirtió en su momento de que Lima tenía una serie de necesidades añadidas vinculadas a que trabaja junto a dos intérpretes del lenguaje de signos por sufrir una discapacidad auditiva.

«Se han detectado graves deficiencias en el aislamiento acústico de la habitación. Constatándose que cualquier conversación en un tono de voz normal se oye perfectamente tanto en el pasillo exterior como en el despacho anexo, asignado a otro grupo parlamentario, situación que impide desarrollar la actividad con garantías mínimas de privacidad e intimidad», señala Lima en su escrito dirigido al letrado mayor de la Cámara, al que le informa que también ha detectado que la pintura de las paredes está deteriorada, con manchas de humedad, y que el espacio «podría ser mejor aprovechado» dividiéndolo con un panel de «vidrio con puerta» (por lo menos, no reclama un color particular ni de la pintura ni del vidrio), con el fin de crear un doble espacio en el mismo despacho.