El asesinato del Palau dels Valeriola y el lado más perverso de Valencia

Palacio de los Catalá de Valeriola, 1970./GVA
Palacio de los Catalá de Valeriola, 1970. / GVA

Bandolerismo, violencia, prisiones, ejecuciones, engaños, robos, revolucionarios y algunos de los crímenes que más impactaron a la sociedad valenciana, en Camins Criminals

Gracia M. Morant
GRACIA M. MORANTValencia

El 20 de octubre se 1606, don Jerónimo de Valeriola fue encontrado en su estudio degollado y ahorcado. Ante la falta de pistas, los jueces culparon a su hijo, don Cristóbal de Valeriola y a un amigo suyo, don Luis de Sosa. Ambos fueron interrogados y torturados. Don Luis de Sosa, aunque era caballero, tenía la mala fama por ser amigo de bandoleros y de gente con mala reputación. Una semana después del asesinato, tras varias torturas, en las que en todo momento se declaró inocente, exhumaron el cadáver de don Jerónimo de Valeriola y obligaron al joven acusado a abrazarlo. La tortura definitiva. Por aquel entonces se tenía la siniestra creencia de que el cadáver en contacto con el cuerpo del asesino, se movería revelando la verdad. Nadie se movió y la Audiencia de Valencia tuvo que liberarle. Su hijo no tuvo tanta suerte. Sin ninguna prueba auténtica que revelará que don Cristóbal de Valeriola había matado a su padre, fue declarado culpable del asesinato y sentenciado a morir mediante garrote vil en la plaza del Mercado el 28 de mayo de 1607.

Palacio de los Catalá de Valeriola.1970.
Palacio de los Catalá de Valeriola.1970. / GVA

Un misterio sin resolver. No habían pistas, ni pruebas, ni testigos. Nadie sabía quién había sido, ni sus motivos. Pero el asesino andaba suelto. Y no sería hasta una década después cuando confesaría el crimen. En lecho de muerte. Don Miguel de Pertusa, antiguo Jurado del Consell de Valencia, confesó que durante la madrugada del 20 de octubre de 1606, junto a dos matones catalanes, se coló en el Palau dels Valeriola y asesinó a don Jerónimo asestándole una cuchillada en el cuello y ahorcándolo. No actuó por cuenta propia, sino por orden de don Crisóstomo Ruiz de Lihory, enemigo mortal de Valeriola. Ni uno, ni otro fueron juzgados por sus crimenes.

El de don Jerónimo de Valeriola en el Palau dels Valeriola es uno de los crímenes que más conmocionó a la sociedad valenciana del siglo XVII. Una historia de misterio, venganza y un asesinato que parece sacada de una novela negra y que forma parte de la ruta de interpretación patrimonial Camins Criminals de CaminArt.

Las historias de Camins Criminals

Un recorrido que además de los asesinatos más perversos de Valencia habla de otros crímenes como por ejemplo, el robo de un banco a manos de los bandoleros más temidos de las tierras valencianas: los famosos hermanos Seguí, Josep Ramón, apodado el Zurdet y Enric. Y también se introduce en la historia de dos famosas prisiones de Valencia, una de ellas la Casa Galera, una prisión exclusivamente para mujeres de mala moral: prostitutas, las alcahuetas, asesinas, ladronas, vagabundas, estafadoras, fetilleres (hechiceras), librepensadoras, lesbianas y también mujeres que sufrían violencia doméstica...

Torres de Quart, antigua Casa Galera
Torres de Quart, antigua Casa Galera / CaminArt

En definitiva, un recorrido que descubre el lado más perverso y truculento de Valencia desde la Edad Media hasta la época de la Guerra Civil Española. Una ruta que muestra una ciudad llena de cadáveres y sangre. Bandolerismo, violencia, prisiones, ejecuciones ejemplares, pillaje, engaños, robos, revolucionarios y crímenes, políticos, pasionales o realizados por venganza como el de don Jerónimo de Valeriola.

INFORMACIÓN BÁSICA

Día:
domingo 19 de abril de 2019. Además, esta ruta se repite cada dos o tres semanas.
Punto de encuentro:
Torres de Quart (plaza de Santa Úrsula, junto a los bancos)
Fin de la ruta:
Plaza de San Vicente Ferrer
Hora de inicio:
11 h.
Duración:
2 h.
Idioma:
castellano
Precio:
10 € por persona; Niños de 7 a 11 años, precio reducido (6€)
Detalles:
es necesario inscribirse previamente y recibir confirmación para que la reserva sea válida.
Dificultad:
Baja

Otras rutas que te pueden interesar