Bruselas pide pruebas de que los cítricos de países terceros perjudiquen a los de España

Mandarinas estropeadas en el campo al no poder venderse, como en miles de casos./Txema Rodríguez
Mandarinas estropeadas en el campo al no poder venderse, como en miles de casos. / Txema Rodríguez

El comisario europeo de Agricultura reconoce la crisis naranjera y se reúne hoy en Valencia con el sector para tratar de analizar las causas

REDACCIÓN/EFEValencia

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, ha mostrado su «preocupación» por la crisis de precios de los cítricos y se reúne hoy en Valencia con representates de Intercitrus para tratar de analizar los orígenes de un problema cuya gravedad reconoce, aunque discrepa de algunas de las causas que se esgrimen desde instancias del sector.

En una entrevista con Efe, el titular de Agricultura de la Comisión Europea ha anunciado que pedirá en Valencia que el sector citrícola remita a Bruselas pruebas del –según él– supuesto impacto negativo de los acuerdos comerciales con terceros países que acarrean aumentos de las importaciones de naranjas y mandarinas.

Fuentes del sector consultadas han avanzado que en recientes visitas a Bruselas aportaron documentación que hoy reiterarán al comisario.

Mientras que desde el sector se culpa al tratado ventajoso que da la UE a países terceros, incidiendo especialmente en los casos de Sudáfrica y Egipto, para el comisario Hogan las dificultades de la campaña actual se deben a una combinación de múltiples factores, sobre todo relacionadas con las condiciones de producción.

«Estoy deseando visitar Valencia y reunirme personalmente con los productores, ha habido mucha interacción y seguimiento con la Comisión Europea en los últimos meses. Se han hecho afirmaciones (...) sobre el impacto en los precios de los acuerdos comerciales y el alto nivel de pesticidas en algunos de los productos importados. Sobre los pesticidas, hemos pedido que nos presenten las pruebas (...) y no hemos recibido nada», dijo Hogan.

El comisario subrayó que Bruselas «entiende» la preocupación del sector por los acuerdos, pero asegura que las cifras que Bruselas maneja indican una caída de las importaciones procedentes de la mayoría de terceros países. Mencionó el caso de Sudáfrica, donde entre el 16 de octubre y el 30 de noviembre pasados las importaciones fueron un 49% inferiores a las de 2017 y sólo representaron el 2% del total anual. Respecto a Marruecos dijo que las importaciones de naranjas fueron un 27% más bajas que en 2017.

Para Hogan, se están recibiendo «mensajes mezclados» y hay que averiguar «las razones» detrás de los bajos precios. En cuanto a la posibilidad de poner en marcha la cláusula de salvaguarda prevista en la UE para estas situaciones, el comisario señaló que «siempre se puede considerar», pero que para ello es necesario «tener los datos y las pruebas» de que se dan las circunstancias para activarla e insistió en que Bruselas «no los ha recibido».

El comisario insistió de nuevo en que los agricultores se agrupen en Organizaciones de Productores para aumentar su poder contractual frente a otros actores de la cadena alimentaria.

Más noticias sobre el sector citrícola