La junta rectora del Montgó y la conselleria ultiman una orden para regular el acceso a la Cova Tallada

La junta rectora del Montgó y la conselleria ultiman una orden para regular el acceso a la Cova Tallada
R.G.

Los detalles concretos sobre el número de visitantes, que en el estudio de carga se establecía en 71 al mismo tiempo, se fijarán en una resolución de la dirección general

R. GONZÁLEZ

La junta rectora del parque natural del Montgó y la Conselleria de Medio Ambiente están ultimando una orden para regular el acceso a la Cova Tallada con el fin de preservar este emblemático paraje. La pretensión es que solo puedan entrar las personas que cuenten con una reserva. De esa manera se pretende poner coto a la masificación que sufre este espacio tan concurrido, especialmente en verano, y que han deteriorado la cueva. Pese al trabajo intenso que están llevando a cabo, todo apunta a que no podrá entrar en vigor para esta campaña estival.

En principio, la orden recogerá aspectos genéricos, como el motivo de necesitar esta regulación, que se aplicará en las épocas de gran concurrencia y que se desarrollará el sistema de reservas. También aparecerán la condiciones que deberán cumplir las empresas de turismo activo que ofrecen visitas con kayak a este paraje.

Los detalles concretos sobre el número de visitantes, tanto a través del mar como por tierra, se fijarán en una resolución de la dirección general con competencias en espacios naturales protegidos. Cabe recordar que el estudio de capacidad de carga de la Cova Tallada recomendaba un máximo de 71 personas simultáneamente. En la reunión de hoy de la junta rectora ha destacado que se está intentando agilizar el proceso para que puedan ponerse en marcha los cupos lo antes posible, aunque todavía no especificaron las cifras concretas. No obstante, se tomará como base ese estudio.