https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El juez anuncia que decidirá en la sentencia sobre la nulidad por la denuncia del presidente de la Liga

Futbolistas y directivos investigados durante la primera sesión del juicio. /damián torres
Futbolistas y directivos investigados durante la primera sesión del juicio. / damián torres

Javier Tebas es uno de los testigos que declarará durante la vista

A. RALLO y A. MARTÍNEZValencia

El titular de Penal 7 ha anunciado que resolverá en la sentencia la posible nulidad del proceso a raíz de la actuación del presidente de la Liga, Javier Tebas, quien supuestamente vulneró el secreto profesional como abogado al traicionar a un cliente para presentar la denuncia por el supuesto amaño del partido Levante-Zaragoza, según sostienen las defensas de los futbolistas.

De esta forma, la decisión acerca de una nulidad al haberse puesto en juego el derecho a un proceso con todas las garantías se aplaza hasta el final del procedimiento. Tebas, de hecho, es uno de los testigos que declarará durante la vista. El dirigente llevó el caso a la Justicia después de reunirse con un jugador del Zaragoza cuya identidad se desconoce. Previamente, el presidente del Deportivo ya le había comunicado sus sospechas acerca del encuentro.

Fase de interrogatorios

Fernando Sainz de Varanda, consejero delegado y vicepresidente del Zaragoza «Si llegan a perder, nos habrían devuelto el dinero de las primas»
Fernando Sainz de Varanda durante la declaración.
Fernando Sainz de Varanda durante la declaración. / LP

El juicio ha iniciado ya la fase de los interrogatorios a los acusados. El primero ha sido Fernando Sainz de Varanda. Es el consejero delegado y vicepresidente del club maño en la actualidad. El fiscal le ha preguntado acerca del papel que tuvo Checa, un empleado de la sociedad clave en el movimiento de dinero dentro del club. Respecto a él, el acusado, que es el representante legal del Zaragoza acusado como persona jurídica en este procedimiento, ha admitido que ahora ya no se puede sacar dinero de las cuentas sin la autorización de dos personas. «Salvo que me equivoque él lo que hacia era ir al banco con una solicitud no firmada por él y sacaba dinero. En este momento, creo que no. No sacamos dinero, hacemos ingresos de las taquillas. Sólo se puede disponer de dinero con la firma de dos consejeros.

El directivo del Zaragoza trata de justificar el hecho de que pagaran las primas por la permanencia antes de disputar el partido contra el Levante

Sainz ha recordado su desembarco en el club maño. «Cuando entramos estaba en crisis. Nos dedicamos a evitar que el Zaragoza desapareciera porque estuvimos a punto de solicitar la desaparición», ha aclarado.

El fiscal ha puesto en apuros al directivo al preguntarle si los administradores concursales de la entidad sabían que el Zaragoza pagó una prima en efectivo cuando durante ese mismo año todas las gratificaciones se realizaron con transferencia bancaria. La explicación no ha sido excesivamente convincente. El responsable ha asegurado que no es del todo infrecuente este tipo de pagos en metálico en el mundo del futbol, según le han trasladado directivos de otros clubes. Anticorrupción ha logrado acorralar al directivo al subrayar que las supuestas primas se abonan antes del partido. «Si hubieran perdido, pues o lo devuelven o se lo quedan de lo que le debíamos a los jugadores de esa temporada», ha tratado de justificar el actual alto cargo del club maño. «No recuerdo quién del club me dio esa explicación», ha añadido.

La acusación pública ha manifestado su estupor acerca de que los propios jugadores del Zaragoza negaran haber cobrado este dinero en concepto de primas. «Si dicen que no lo han cobrado se me ocurren muchas explicaciones. Pero son todo elucubraciones, como las de las acusaciones», ha desafiado. Las sospechas es que ese dinero fue entregado finalmente a los jugadores del Levante para que se dejaran ganar en la última jornada de la temporada 2010-2011.

Agapito Iglesias, expresidente del Zaragoza «Les pagamos la prima antes del partido porque no se fiaban por la situación del club»
Agapito Iglesias
Agapito Iglesias / LP

Agapito Iglesias, el segundo de los acusados que ha declarado hoy, fue el presidente del Zaragoza en la época en la que supuestamente se produjo el amaño del partido. El dirigente dejó la sociedad en 2014. Ha admitido que en 2011, existían muchos problemas económicos y dificultades para pagar nóminas y proveedores. El expresidente ha declarado que pactaron con los jugadores unas primas por cada partido, que se pagaban los lunes, si obtenían la victoria o el empate. Todo esto se acordó de manera verbal. Se negoció con los capitanes y por parte del club, dos directivos, según ha explicado el declarante. «Luego se pactó otra conjunta por la permanencia», ha aclarado. Es esta precisamente la que se discute en el procedimiento.

El exdirigente ha explicado que sacaron el dinero en efectivo para pagar las primas «porque los jugadores desconfiaban que les fuéramos a pagar por la situación del club». Iglesias desconoce, no obstante, por qué se abonaron en efectivo. Él ha afirmado que sólo autorizó por teléfono al director financiero el pago de esas gratificaciones. La Fiscalía se ha esforzado por resaltar las contradicciones del entonces presidente respecto a lo que declaró en instrucción.

El presidente del Zaragoza ha mantenido que el equipo compitió a muerte, que se jugaron la vida en ese partido y que el Levante ya estaba salvado y tenía varios lesionados. Ha recordado que los miembros del equipo, que se encuentran en el banquillo de los acusados, había ganado unas jornadas antes al Real Madrid. También ha revelado que antes del partido, el presidente de la Federación, Luis Rubiales, mantuvo un encuentro con los deportistas del Zaragoza y el Levante para explicar determinadas conductas que podrían ser ilegales.

Francisco Javier Porquera, director financiero y consejero del Zaragoza «Cumplí con las instrucciones de Agapito»
Francisco Javier Porquera, director financiero y consejero del Zaragoza en la temporada 2010-11.
Francisco Javier Porquera, director financiero y consejero del Zaragoza en la temporada 2010-11. / LP

Francisco Javier Porquera, director financiero y consejero del Zaragoza en la temporada 2010-11, ha abierto la sesión vespertina de declaraciones por el presunto amaño. Ha asegurado que actuó en todo momento siguiendo las instrucciones del presidente, Agapito Iglesias. Ademas, ha afirmado que tanto la extracción en metálico de 765.000 euros como las transferencias de 965.000 se realizaron en concepto de primas y que estuvieron reflejadas en la contabilidad.

«La situación financiera del Zaragoza era mala. El concurso de acreedores se presenta el 7 de junio de 2011. Agapito Iglesias era quien mandaba en el club como propietario. Había problemas graves de tesorería y de pago y la solucitud del concurso voluntario fue la consecuencia«, ha explicado Porquera

El fiscal ha incidido en el total de 1,7 millones relacionados con las primas ofrecidas a los jugadores del Zaragoza antes del partido. Sobre 765.000 euros en efectivo, Porquera ha explicado: «Las instrucciones de abonar esas cantidades son de Agapitos Iglesias. No participé en negociaciones con los capitanes». No ha confirmado que se entregara el dinero antes del encuentro. Segun el informe de la agencia tributaria, salió de la caja antes del partido. «Es el momento en que se reúne el dinero en efectivo y cuando se hace la contabilizacion, pero yo no entregué el dinero a los jugadores. Entonces no sé el momento en que salió el dinero físicamente de las oficinas del Zaragoza», ha comentado Porquera, quien ha recordado su papel en la operación: «Hay un recibí grupal que en nombre de toda la plantilla firma el capitán, Gabi. Me pareció oportuno confeccionar un recibí grupal y que el capitán lo firmara en nombre de todos ellos. Tambien hice los recibís individuales».

Ha admitido que fue un procedimiento poco frecuente: «No era habitual que se hiceran pagos de primas u otros conceptos en efectivo, pero eso no quiere decir que no fuera legal. Fueron las instrucciones de Agapito. No estuve presente cuando se entregó el dinero, pero como director financiero tenía una evidencia documental del pago de unas primas por unas instrucción directa del presidente». La acusación pública ha preguntado por qué los jugadores niegan que recibieran cantidad en metálico: «No tengo ninguna explicación cierta».

Y sobre las tranferencias de 965.000 euros dirigidas a jugadores del Zaragoza durante los días previos al encuentro, Porquera se ha pronunciado en la misma línea. «Es una transferencia por instrucciones directas de Agapito en concepto de primas especiales. Dando cumplimiento a esas instrucciones, se ejecutan estas transferencias. Agapito da los nombres de las personas destinatarias. Cumplí con las instrucciones de Agapito. La justificación que se dio de esas transferencias es que eran unas primas especiales a determinados componentes de la plantilla. Esas primas obedecen a conseguir un extra de motivacion y compromiso para conseguir un objetivo determinado, que era la permanencia».

Sin embargo, el club aragonés estaba en apuros económicos. «El hecho de que el Zaragoza no pudiera hacer pago a sus proveedores no signica que no tuviera dinero para pagar. Sino que no tenía dinero suficiente para hacer frente a todos los pagos de sus acreedores».

A Porquera no le consta que algún futbolista devolviera al club el dinero de las primas. «Ningún jugador se dirigió a mí o nadie del Zaragoza que yo conozca para devolver ese dinero». Y asegura que las cantidades están reflejadas en las cuentas. «Los 1,7 millones se declararon en Hacienda. No se por qué se presentaron declaraciones complementarias. Pero se puso a disposicion de la administración concursal toda la informacion. Cuando se decide presentarlas ya no soy director finaciero del club«.

El Zaragoza organizó un desplazamiento de su afición a Valencia con motivo del partido. «Las entradas se pagaron por anticipado porque el Levante no confiaba en que íbamos a hacer frente si no las pagabamos por anticipado. Luego nosotros las pusimos a la venta a la afición. Lo pagó el Zaragoza a través de mi representación por transferencia. No recuerdo cuántos autobuses hubo, pero todo se tuvo que pagar por anticipado porque la situación del Zaragoza no generaba crédito«.

Porquera ha sostenido que vio un partido disputado y que no le consta que el dinero de las primas fuera a parar a los jugadores del Levante.

Juicio por amaño de partidos de fútbol