https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El banco contradice a Javier Aguirre

Javier Aguirre, entrando en la Ciudad de la Justicia de Valencia. /Irene Marsilla
Javier Aguirre, entrando en la Ciudad de la Justicia de Valencia. / Irene Marsilla

El exsubdirector de la sucursal de la que era cliente el extécnico del Zaragoza niega la existencia de documentos firmados en blanco

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

El juicio por el presunto amaño del Levante-Zaragoza de 2011 se ha reanudado esta mañana con la declaración del testigo José Luis Royo Areste, que en aquella época era subdirector de la sucursal de Bantierra de la que era cliente el exentrenador del conjunto maño, Javier Aguirre.

José Luis Royo, testigo propuesto por el Zaragoza, ha declarado por videoconferencia. Ha asegurado que no tenía relación con ninguno de los clubes y ha contradicho la versión ofrecida por Javier Aguirre el pasado 5 de septiembre. «Me llama Agapito Iglesias -entonces presidente del Zaragoza- un día y me dijo que me iba a ingresar un dinero por una prima y le digo que lo iba a devolver. Yo no saqué nada del banco, el dinero se devolvió. Fue un exceso de confianza por mi parte y un abuso por la otra. Firmaba documentos en blanco con el banco. Es algo que hice con mucha confianza. Confirmé que entró y salió, di fe que se había devuelto«, explicó el entrenador mexicano.

Sin embargo, José Luis Royo ha negado tajantemente que Aguirre dejará folios en blanco firmados. «No, eso es inadmisible», ha asegurado el exsubdirector de la oficina, quien ha añadido que el técnico «iban normalmente al cajero».

Además, Royo ha negado que Aguirre extrajera el importe correspondiente a la prima extraordinaria. «Le puedo garantizar que en mi sucursal no se hizo ningún reintegro. Le puedo garantizar que en mi sucursal no sacó nada de dinero. Estaba yo allí. Y cuando hay una cantidad de dinero me lo suelen decir. No le dijeron nada«.

Sergio González, futbolista del Levante durante la temporada 2010-11 «No hablé con Lendorio»

Sergio González ha dado una versión que choca con la ofrecida por Javier Tebas. El pasado 12 de septiembre, el presidente de la Liga refrendó las palabras que mantiene desde que arrancó la instrucción. «Me llamó Lendoiro -entonces presidente del Deportivo- para advertirme de que el partido estaba arreglado. Le avisó un miembro de la plantilla del Levante, Sergio, creo que es González... Que había estado con él y que creo sigue siendo el entrenador del Valladolid», aseguró. Hoy el exjugador granota ha negado tales hechos.

El interrogatorio a Sergio González ha sido especialmente intenso. «Es mentira. Y se podía demostrar que no había ninguna llamada a Lendoiro. Yo no hablé con Lendorio en ningún momento. No hablé con nadie de nada. No había nada de lo que hablar», ha asegurado el actual técnico del Valladolid. Durante su etapa como jugador del Deportivo, coincidió con Lendoiro. Pero ha hecho referencia a un posterior distanciamiento: «Acabé en el Deportivo con una denuncia y luego no tuve la posibilidad de hablar con él hasta un certamen de la liga».

Sergio González fue futbolista del Levante durante la temporada 2010-11. Y ha negado que el presidente azulgrana, Quico Catalán, lanzara alguna advertencia sobre un posible amaño, así como haber recibido la llamado de algún representante de la Liga. Además, ha explicado que no le consta que se arreglara el encuentro ni que algún miembro de la plantilla del Levante recibiera dinero por dejarse ganar. «Vi el partido. Estaba en la grada porque me quedé fuera de la convocatoria. Fue un partido más que correcto. Intenso. Queríamos acabar con buenas sensaciones. Había intensidad, choques...», ha señalado. Y ha recordado su disgusto por ser uno de los descartes: «Me enfadé con Luis García porque ya estaba recuperado. No iba a renovar pero quería jugar ese partido». También ha explicado cómo transcurrió aquella semana al haber logrado la permanencia: «Éramos un club muy pequeño y fue una semana atípica de comidas de grupo pero una semana normal en cuanto a entrenamientos y preparación del partido. Tuvimos más comidas y celebraciones de lo habitual».

Lendoiro, expresidente del Deportivo de la Coruña «Todo el mundo era consciente del amaño»

La declaración de Augusto César Lendorio ha sido explosiva. El que fuera presidente del Deportivo durante 25 años ha asegurado que el Levante-Zaragoza se amañó, ha señalado directamente a Ballesteros y ha afirmado que está práctica no era nueva en el club granota. Eso sí, ha negado que hablara directamente con Sergio González.

«Yo creo que toda España era consciente de que ese partido estaba amañado. No era ninguna novedad que Agapito Iglesias -el presidente del Zaragoza- dijera a mucha gente que él ya se preocupaba de algunos partidos. Era notorio. Existía ese temor del Deportivo. Jugadores del Deportivo se ponen en contacto con compañeros del Levante y le confirman esa noticia. A mí no me dan detalles. No es Sergio González quien habla conmigo porque él y yo no nos hablamos a raíz de la denuncia que presentó contra el Deportivo . Yo no volví a hablar con él. La relación estaba totalmente rota«, ha explicado Lendorio, quien ha evitado entrar en detalles sobre ese supuesto diálogo: »Nuestro vestuario habla con el vestuario del Levante y nos llega la noticia clara de lo que era vox populi. No me dicen nombres porque eso dentro del mundo del fútbol es lo que ocurre«. Lendorio, además, ha asegurado que esto no era algo excepcional en la entidad de Orriols: »En el Levante no era nuevo y no fue la última vez que ocurrió. Esto estaba amañado y se sabía. Era la confirmación«.

Ha admitido que Sergio González y Munúa, entonces en el Levante y con pasado en el Deportivo, mantenían relación con jugadores como Valeron, Manuel Pablo o Riki: «Estoy seguro de que sí porque habían estado muchos años juntos. Me imagino. Pero no lo puedo confirmar».

Además, ha señalado directamente a Tebas, entonces capitán granota: «Era público y notorio en toda España que Ballesteros era el que llevaba el peso de las conversaciones de los jugadores del Levante con otros clubes. Pero el tema con el Levante venía de años atrás«.

Lendorio ha recordado que llamo a Javier Tebas, entonces vicepresidente de la Liga, para advertirle de la situación. Y le nombró a Ballesteros: «Algo le habré dicho porque era la persona que normalmente llevaba el peso del vestuario del Levante. Era conocido que era la persona que llevaba el peso de las negociaciones del Levante».

Y ha afirmado que Tebas le comunicó que iba a avisar a Quico Catalán, presidente del Levante, y a Rubiales, entonces presidente dea AFE: «Tebas estaba muy preocupado y gestionó muy bien la mayor parte de las situaciones. No era un partido y una temporada y tuvo mucho mérito que diera ese paso adelante. Se amañaba infinidad de partidos normalmente para llegar a acuerdos entre clubes».

Tanto es así que ha hablado sobre otros casos relacionados con el Zaragoza: «Antes del partido sabía del amaño porque ya venía la cosa del partido anterior, Zaragoza-Espanyol. Y había habido circunstancias muy especiales en ese encuentro. Después el Zaragoza invitó al Espanyol a su Trofeo Ciudad de Zaragoza dos años, algo inaudito. Si se viese la contabilidad de ese trofeo y del club es muy posible que llamara la atención lo que pagaba por los trofeos cuando normalmente no se pagaba o se pagaba una cantidad mínima. Ya estábamos sobre aviso y cuando llegó la hora de la verdad todo el mundo era consciente de que el Levante-Zaragoza estaba amañado».

Lendorio también ha apuntado a Agapito Iglesias, expresidente del Zaragoza: «Por los comentarios de todos los presidentes del fútbol español. Era lo que se comentaba en las reuniones. No era un partido, sino muchos en los que estaba involucrado el Zaragoza. Cuando baja el Villarreal, el Zaragoza utiliza el mismo sistema con el Getafe».