Michelle Obama desnuda su intimidad en sus memorias

Michelle Obama, en una imagen del pasado mes de mayo. /AFP
Michelle Obama, en una imagen del pasado mes de mayo. / AFP

La ex primera dama de EE UU desvela que concibió a sus dos hijas por fecundación in vitro y que no perdona a Donald Trump

AFP

La ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama carga sobre la política y se abre sobre su vida personal en sus memorias, confesando su imposibilidad de perdonar a Donald Trump por poner en duda la ciudadanía de su esposo y sus problemas para quedar embarazada.

En 'Becoming' ('Convertirse'), que saldrá a la venta el martes, Michelle Obama también dice haber estado sorprendida de que tantas mujeres hayan votado por el «misógino» Trump en vez de a Hillary Clinton en 2016.

En el libro de 426 páginas, el más esperado en años sobre política estadounidense, Obama no ahorra críticas al sucesor de su marido, especialmente el rol del magnate neoyorquino en promover la idea de que Barack Obama había nacido en Kenya.

«Todo el asunto era loco y mezquino, por supuesto, el sectarismo y la xenofobia apenas disimulados», escribe, según extractos de las memorias publicados por ABC News y The Washington Post. «Pero también fue peligroso, expresamente hecho para agitar a los perturbados y los locos», alerta.

«¿Y si alguien inestable hubiese cargado un arma y conducido a Washington? ¿Y si esa persona hubiese ido tras nuestras hijas?». «Donald Trump, con sus insinuaciones ruidosas e insensatas, estaba poniendo en riesgo la seguridad de mi familia. Y por eso nunca lo perdonaré», afirma la ex primera dama.

Nativa de Chicago de 54 años, Michelle no esconde tampoco el shock que sintió al escuchar la grabación de Trump en la que se jactaba de poder agarrar a la mujer que quisiese «por el coño». Recuerda, según extractos del libro, que «su cuerpo temblaba de furia».

Michelle, con sus hijas Malia y Sasha, en una imagen de 2013.
Michelle, con sus hijas Malia y Sasha, en una imagen de 2013. / AFP

Sus dos hijas fueron concebidas por fecundación in vitro

En el libro, la primera dama negra de Estados Unidos va más allá de la política, ahondando sobre temas muy personales como un aborto espontáneo hace una veintena de años. «Me sentí perdida y sola, y sentí que había fallado porque no sabía qué tan comunes eran los abortos espontáneos porque no es un tema del que hablamos», ha dicho Obama a ABC News en una entrevista. «Nos quedamos con nuestro propio dolor, pensando que de alguna manera estamos rotas», ha añadido.

En sus memorias cuenta que las dos hijas del matrimonio Obama, Malia, de 20 años, y Sasha, de 17, fueron concebidas por fecundación in vitro. «Resulta que incluso dos personas ambiciosas con un amor profundo y una ética de trabajo robusta no pueden quedar embarazados por simple voluntad», escribe.

«El reloj biológico es real», «porque la producción de óvulos es limitada», ha dicho a la cadena ABC. «Eso lo supe a los 34 y 35 años. Tuvimos que necesitar fecundación in vitro».

Michelle admite que acudió a terapia junto con su marido.
Michelle admite que acudió a terapia junto con su marido. / AFP

Michelle Obama también evoca las emociones de su romance con Barack, que empezó cuando ambos trabajaban en un bufete de abogados de Chicago: una «excelente explosión de pasión, gratitud, realización y asombro». Pero admite que la pareja, contrariamente a la imagen perfecta canalizada por los Obama, en ocasiones acudió a terapia, donde «aprendieron a conversar» sobre sus problemas.

Alejados de los reflectores tras la elección de Trump, los Obama han resurgido en las últimas semanas: el libro de Michelle aparece días después de que su esposo hiciera activamente campaña por los candidatos demócratas a las elecciones de medio mandato del martes.

Sin embargo, Michelle Obama parece descartar un regreso a la Casa Blanca con ella como presidenta. «Nunca fui una apasionada de la política y mi experiencia estos últimos diez años no hizo mucho para cambiar eso. Sigo estando desanimada por la malicia», escribe en sus memorias, que próximamente promocionará en una gira por varias ciudades estadounidenses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos