Un juzgado ratifica la decisión del Ayuntamiento de Paiporta de suspender los bous al carrer

Protesta en favor de los actos taurinos, el año pasado en Paiporta. / lp
Protesta en favor de los actos taurinos, el año pasado en Paiporta. / lp

La alcaldesa Isabel Martín recalca que el acuerdo de la junta de Gobierno se tomó tras el fallecimiento, en junio de 2018, de un aficionado en un espectáculo

EFEVALENCIA.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 6 de Valencia ha ratificado el acuerdo de la junta de Gobierno del Ayuntamiento de Paiporta, de septiembre de 2018, en el que se acordó suspender la celebración de los espectáculos taurinos tradicionales, rechazando el recurso interpuesto por la peña El Pa'Rus.

En la sentencia, se cita la ley 14/2010 de Espectáculos Públicos de la Generalitat y subraya que el organizador o promotor de bous al carrer ha de obtener previamente, entre otros documentos, una declaración favorable del Ayuntamiento. «Así pues, se concluye que, sin perjuicio de retener el ejercicio de la competencia mediante la autorización final del festejo, la comunidad autónoma da entrada a la postura municipal sobre la celebración del mismo mediante la emisión de una declaración favorable o desfavorable, que no se sujeta a elemento reglado alguno».

Esta declaración, en opinión del juez, «debe estimarse de la máxima discrecionalidad, con la intención evidente de permitir la acción política y basada en la oportunidad sobre la celebración de aquellos».

El magistrado añade que la citada peña no cuestionó la normativa autonómica, sino la resolución de la junta de Gobierno municipal, que «aunque impide que el órgano competente, la conselleria, autorice dicha celebración, no supone que se invada las competencias de ésta, ya que se actúa en ambos casos conforme a la norma». La alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín (Compromís), explicó ayer que el mencionado acuerdo de la junta de Gobierno se tomó tras el fallecimiento, en junio de 2018, de un aficionado en un espectáculo de bous al carrer. «Ante un hecho así, con una consecuencia tan grave, el Ayuntamiento se ha de posicionar, tanto para la protección de la gente que acude a este tipo de actos como en defensa de los animales».

La Fundación Toro de Lidia remitió una carta al Ayuntamiento en la que advierte, tanto al Consistorio como a la alcaldesa de la interposición de nuevas acciones legales en caso de no autorizar «un acto cultural por el mero hecho de que no les guste». La Fundación expone en dicha misiva, que firma el ganadero Victorino Martín en calidad de presidente, que hasta tres peñas locales han solicitado autorización para la ocupación de vía pública en la celebración de nuevos espectáculos, sin respuesta municipal. Expone además que «los poderes públicos tienen el deber de promoción y protección de esta expresión cultural» y cita una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) del 7 de febrero de 2018 en la que afirma que «el Ayuntamiento carece de competencias para autorizar o denegar la celebración de espectáculos taurinos o cuestionar los rasgos jurídicos que definen la tauromaquia como bien de interés cultural».