El ninot indultat de las Fallas 2019: Exposición no tiene rival

Ninot de la falla Exposición-Mícer Mascó. /Irene Marsilla
Ninot de la falla Exposición-Mícer Mascó. / Irene Marsilla

La escena costumbrista sobre una familia que vuelve a casa en la Albufera tras un día de pesca vence a Sueca y Almirante Cadarso

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

La composición de David Sánchez Llongo para Exposición-Mícer Mascó se salvará de las llamas tras ser designado ayer ninot indultat de las Fallas 2019. La obra arrasó en la votación popular con casi 5.000 apoyos más que la segunda, Sueca-Literato Azorín: 12.785 por 7.757. El podio lo completó Almirante Cadarso-Conde Altea con 4.579 votos.

El presidente de la comisión de Pla del Real, Manolo Mas, definía estos nueve años que han pasado entre que recibieron el último ninot indultat en 2010 como una «travesía en el desierto». Lo cierto es que la falla de Especial es una de las habituales en el Museu Faller con hasta una decena de ninots: únicamente Na Jordana les supera. Por eso, el premio recibido ayer no por esperado dejó de desatar la alegría en los representantes de la comisión, que se habían desplazado masivamente al Museu de les Ciències, donde estaba la Exposición del Ninot hasta el día de ayer.

Lo cierto es que la obra de David Sánchez Llongo, que firma así su primer ninot indultat, estaba en todas las quinielas. Más que eso, las encabezaba. Únicamente parecía que las dos escenas que le acompañan en el podio podían discutirle el premio, algo que finalmente no ocurrió así. Y es que la figura del artista de 27 años, que se estrena este año en Especial tras plantar el año pasado en La Nova d'Orriols, es costumbrista, sí, pero efectiva. Desde Exposición entienden que si no se opta por las raíces y la tradición es muy difícil ganar. Así lo asegura tanto Mas como Llongo, que admite este extremo antes de añadir que, en realidad, «tiene mucho trabajo detrás». «Meter nueve o diez figuras en un metro cuadrado es casi una obra de ingeniería fallera», decía su presidente.

La escena representa una familia que vuelve a casa tras una jornada de pesca en el lago de la Albufera. El abuelo vuelve subido en un burro, mientras su hija pequeña duerme en su regazo. Además, lleva un farol en la mano que arroja una luz anaranjada sobre el extremo superior de la figura. El niño, por su parte, camina con los aperos de pesca en brazos. Toda la figura está cubierta de una pátina oscura que le da un aire crepuscular, como de última hora de la tarde. El fondo representa el lago con su tradicional barraca. La escena está relacionada con la falla, que lleva por lema «Nací en el Mediterráneo». «Tiene un estereotipo muy marcado pero es que la gente viene buscando eso. Nosotros queríamos conseguirlo», comentaba Mas, que añadía que la escena tiene «siete volúmenes, dos patos, la niña, el burro, el niño... hay un trabajo de desarrollo absoluto donde se han metido unos volúmenes imposibles en muy poco espacio».

La comisión no podía ayer controlar su alegría. Hubo incluso quien lloró. «Lo normal habría sido echar la persiana cuando llegamos porque nos dejaron mucha deuda, pero seguimos adelante y lo de hoy es el premio a todo un trabajo de muchos años», reconocía Mas. Queda por ver cómo valora el jurado el trabajo de Llongo, que insistía ayer en que lo importante era «estar satisfecho con el trabajo bien hecho, que lo estamos». «Lo de los premios ya se verá, pero no me preocupa», reconocía el artista.

La victoria de ayer tiene más importancia si cabe porque supone el punto final a una trayectoria dorada de la comisión Almirante Cadarso-Conde Altea, que llevaba cuatro años seguidos alzándose con el primer premio y colando sus escenas en el Museu Faller. La fórmula Algarra-Almirante no funcionó tan bien este año, pues su abuela remendando un abanico ante su nieta logró el tercer puesto, superada en casi 3.200 votos por Sueca-Literato Azorín, donde la apuesta de Vicente Llácer que representa a una abuela que está siendo maquillada por su nieta, ambas vestidas de brujas, se alzó con el segundo puesto. El lector habrá notado una constante entre las tres figuras: todas están protagonizadas por familias y, más concretamente, por abuelos y nietos. Una apuesta segura que da sus frutos año tras año: el romanticismo, las tradiciones y los valores familiares son los más apreciados por los visitantes a la Exposició del Ninot ejercicio tras ejercicio, lo que se evidencia en las clasificaciones de los ninots más votados.

Fue también un buen año para la Exposición del Ninot, que superó los 102.000 visitantes, casi 20.000 más que el pasado año. La corte de honor, por cierto, esperó a que el ninot indultat saliera en volandas para coger ellas mismas el de la falla municipal y sacarlo a hombros del museo al ritmo del pasodoble 'El fallero', con la fallera mayor de Valencia, Marina Civera, a la cabeza de la comitiva festiva.

Aquí puedes ver los 79 ninots indultats a lo largo de la historia de las Fallas.

Revive el directo de la lectura del ninot indultat infantiles 2019

Aquí puedes ver todos los ninots indultats infantiles a lo largo de la historia de las Fallas.

Más información el ninot indultat infantil

Fallas Valencia 2019

Consulta toda la información de las Fallas 2019 como el programa de las Fallas, toda la información sobre la Ofrenda de Fallas, el calendario de mascletaes y castillos, los premios de Fallas, el cartel de la Feria de Fallas 2019 y los conciertos de Fallas y el encendido de las luces de Fallas.