Enrique Ponce, intervenido en Madrid de su grave lesión de rodilla

Enrique Ponce, intervenido en Madrid de su grave lesión de rodilla

El diestro valenciano, que sufrió una cogida el pasado lunes, es operado por el doctor Villamor

REDACCIÓN

El torero valenciano Enrique Ponce se encuentra en Madrid donde ingresó en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca para ser intervenido quirúrgicamente por el traumatólogo Ángel Villamor de la grave lesión de rodilla provocada por la ccogida sufrida el pasado lunes en la plaza de toros de Valencia.

El viaje en ambulancia desde su tierra hasta la capital fue fastidioso para el diestro por los fuertes dolores que sufre tanto en la castigada articulación como en la fractura de costilla. Cabe recordar que tiene en la rodilla izquierda una fractura ósea de la meseta tibial, rotura del ligamento lateral interno, rotura del ligamento cruzado y hemartros a tensión.

Tras la operación, que se inició a última hora de la tarde, se podrá especificar con mayor seguridad y certeza los plazos de recuperación del torero.

Cabe señalar que el doctor Villamor destaca fundamentalmente en cirugía artroscópica de rodilla mediante las técnicas más novedosas y avanzadas. Cuenta con una dilatada experiencia en el tratamiento de lesiones de deportistas profesionales: motociclistas, toreros, nadadores, golfistas y profesionales de la equitación. Es pionero en la incorporación de terapias biológicas con células madre y plasma rico en factores de crecimiento para acelerar y mejorar la curación de lesiones y cirugías. Su equipo está conformado por más de 30 profesionales entre médicos deportivos, traumatólogos, cirujanos, fisioterapeutas, osteópatas y preparadores físicos, que entre todos diseñan protocolos de recuperación precoz encaminados a lograr los mejores resultados en tiempos acortados.

«Tiene la rodilla deshecha», admitió su apoderado a LAS PROVINCIAS. Aunque todavía es pronto para avanzar con seguridad los plazos de la recuperación, todo apunta a que el proceso será lento. Aun así, Ponce no quiere dar por perdida la temporada y se ha puesto en contacto con Plaza 1 -gestora de Las Ventas- para trasladarle su intención de cumplir con su doble contrato en la plaza de Madrid

El percance que hirió a Enrique Ponce el pasado lunes en la Feria de Fallas sucedió en el toro quinto cuando el diestro valenciano intentaba ligar un molinete invertido con un pase de pecho. El toro le esperó y en cuanto vio el resquicio oportuno le prendió. Fue una cornada con dos trayectorias que llegó a atravesarle el glúteo. No fue al parecer lo más grave. Fue al estamparle contra la arena cuando los ligamentos de la rodilla no pudieron resistir el impacto y dijeron basta. Quedó pronto claro que el maestro iba herido de consideración. Ya no se pudo levantar. Le izaron las cuadrillas sin que él, tan orgulloso siempre en la plaza, opusiese resistencia. Camino de la enfermería sus gestos de dolor y la taleguilla tinta en sangre confirmaban la importancia del percance.

Fue la noticia que marcó la tarde de ese 18 de marzo. El diestro de Chiva había vestido con los colores de su Valencia CF, que anda celebrando el centenario de su fundación. Un terno blanco y azabache con su bordado tradicional de las hojas del naranjo que tiene adoptado como propio, y el chaleco en oro como distintivo de su rango. Era, por cierto, dicho para los amigos de las supersticiones, la primera vez en su carrera que lucía de azabache.