El encarecimiento de la vivienda en Valencia se desplaza a la periferia

Una vivienda con el cartel de 'se alquila' en Valencia./EFE
Una vivienda con el cartel de 'se alquila' en Valencia. / EFE

Los precios del centro empujan la actividad hacia las afueras y Benimaclet destaca al vender un 60% más caro en sólo un año

ELÍSABETH RODRÍGUEZValencia

Los altos precios del centro de la capital han empujado la actividad al extrarradio, donde tanto la compra como el alquiler han experimentado tirones muy notables en 2018, según explicó ayer la presidenta de la Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (Asicval), Nora García, tras presentar un estudio sobre la evolución del mercado inmobiliario en el pasado ejercicio. En concreto, Benimaclet se convirtió en el barrio de Valencia donde más subieron los precios de compra de la vivienda al dispararse un 60% respecto a 2017. Así, los inmuebles que se vendieron el pasado año alcanzaron los 189.979 euros de media en esta zona. Por metro cuadrado, el valor creció un 40,97% hasta situarse en 1.786 euros.

Detrás de Benimaclet, los distritos que más se encarecieron fueron Pobles del Sud -un 34%, hasta los 113.000 euros-, Campanar -un 24% más hasta los 178.100 euros-, Algirós -23,2%, hasta los 165.500 euros-, Extramurs -16,9%, hasta los 188.600 euros-, Rascanya -16,65%, hasta los 84.954-. A estos les siguieron Patraix (11,07%), L'Olivereta (10,86%), L'Eixample (9,78%), La Saïdia (9,18%), Quatre Carreres (7%)-, Ciutat Vella (6,31%), El Pla del Real (6%), Benicalap (5,27%), Camins al Grau (3%,), Poblats Maritims (2%), Jesús (1,27%).

Por contra, el único distrito donde cayó el precio fue en Pobles de l'Oest, donde bajó un 9,83%, hasta los 89.034 euros de media. Por lo que respecta al conjunto de Valencia capital, el precio del metro cuadrado vendido superó los 1.400 euros en 2018, un un 8,87% más. Por su parte, en el total de la Comunitat, el metro cuadrado subió un 5,75%, con lo que rompió la barrera de los 1.000 euros, según los datos del estudio de Asicval.

Según cuenta García, el encarecimiento se experimentó «sobre todo en viviendas antiguas, por su revalorización tras ser rehabilitadas y reformadas». La experta añade que muchos inversores, que compraron viviendas a entidades, han llegado a vender por un precio 300% superior respecto a hace dos años. Se tratan de pisos que adquirieron por 18.000 o 20.000 euros. «Se compraron cuando nadie las quería, las reformaron y ahora las venden por mucho más. Pero eso está pasando en toda la Comunitat», sostiene. Por lo que respecta al alquiler en la Comunitat, la tarifa mensual registró un incremento del 16% en 2018, al pasar de cinco euros por metro cuadrado a 5,8. Esta tasa triplica el ritmo al que crece el precio de venta por metro cuadrado. Por provincias, Alicante lidera el incremento del precio de venta por metro cuadrado, con un 10,26%, seguida de Valencia, con un 2,29%, mientras que Castellón se mantuvo estable.

Las inmobiliarias alertan sobre una nueva burbuja

La Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana alertó ayer de que la escalada de precios de la vivienda en la Comunitat amenaza con convertirse en una nueva burbuja. «No nos situamos todavía en los niveles del boom inmobiliario, pero los rondamos y el miedo existe», advirtió la presidenta de la organización, Nora García Donet, para quien el incremento de los precios de compra es consecuencia, sobre todo, de la falta de oferta de vivienda en un escenario simultáneo de recuperación económica y de bajos tipos de interés. Además, García también apuntó a la proliferación de alojamientos turísticos operados por terceros como otra de las cuestiones que ha contribuido a que se reduzca la oferta de inmuebles a la venta. «Hemos visto casas con precios que pensábamos que no se venderían fácilmente y, sin embargo, se han vendido en días», señaló la presidenta, que confía en que los precios se moderen. «Esperamos que los precios de venta se frenen. Además, esperamos que el Banco de España cumpla para que no vuelva a ocurrir lo mismo. Sin embargo, ya estamos viendo cómo algunas entidades están dando el 100% de la hipoteca a personas que pueden tener problemas en un futuro».

 

Fotos

Vídeos