Alquileres en Valencia a precio de oro

Carteles de alquiler de vivienda en Valencia. / Damián Torres
Carteles de alquiler de vivienda en Valencia. / Damián Torres

El coste del arrendamiento crece un 45% en la ciudad en los últimos cinco años

R. E./E. MARTÍNEZVALENCIA/MADRID.

Los precios del alquiler en Valencia experimentaron un incremento del 45% entre diciembre de 2013 y mayo de este año, según señala el Banco de España en el informe la 'Evolución reciente del mercado del alquiler de vivienda en España'. Así, la capital del Turia se sitúa entre las ciudades que han sufrido un mayor aumento.

En este informe, el organismo regulador advierte de que la aparición de nuevas formas de arrendamiento vacacional en algunas de las grandes ciudades españolas, tales como los polémicos apartamentos turísticos, especialmente concentradas en los barrios céntricos, podría competir con la oferta de alquiler residencial. «En caso de concentrarse en un área específica, el desplazamiento a la actividad turística de un porcentaje significativo de viviendas potencialmente destinadas al alquiler podría generar un incremento de los precios del alquiler residencial», alerta.

Por su parte, Alicante registró un aumento de los precios de alquiler de casi un 30% y Castellón de aproximadamente un 32%. De esta manera, las tres provincias de la Comunitat se sitúan entre las 11 que más han crecido de toda España en estos últimos cinco años.

Vivienda

El estudio recoge que el número de personas que viven de alquiler en España es muy bajo en relación a las principales economías de la UE, a pesar de que en los últimos años la tendencia es al alza, sobre todo en determinados colectivos como los jóvenes, inmigrantes y trabajadores temporales. Así, mientras que la proporción de población española que vivía en una casa que no era de su propiedad fue del 23,9% en 2018, en la UE asciende al 30,7%, destacando los casos de Alemania (48,6%), Austria (45%), Dinamarca (37,8%), Francia (35,6%) o Reino Unido (35%).

En España el peso del mercado del alquiler ha pasado del 19,4% en 2005 al 23,9% en 2018, por lo que el número de hogares en esta situaciónse situaba algo por encima de los 3 millones en 2018, frente a los 2,4 millones de 2008.

Pero vivir de alquiler no es nada barato. El Banco de España revela en su informe que los precios han subido un 50% desde su mínimo en el último trimestre de 2013 hasta el máximo observado en mayo de 2019. En este periodo, los precios de oferta de venta de vivienda han crecido a un ritmo mucho menor, del 6,8%. Su incremento desde que marcó el mínimo en el último trimestre de 2016 ha sido del 14,5%, aún muy por debajo de de los alquileres.

En este sentido, el organismo lamenta la ausencia de un índice de precios oficial de los nuevos contratos que, idealmente, «debería ajustar los precios del alquiler para tener en cuenta las características del inmueble arrendado». Y sobre esta subida, el Banco de España afirma que es resultado de «múltiples factores» de oferta y demanda que es complejo medir con precisión. Existe un conjunto de determinantes «económicos y demográficos» que contribuyen al auge de la demanda del alquiler residencial y su traslación al aumento de los precios en este mercado.

Los que más alquilan

Las familias jóvenes y los de origen extranjero destacan entre los colectivos que más viven de alquiler en España, cuya dinámica además creció durante la última década. En cuanto a los jóvenes, el informe destaca el mayor peso relativo de ellos entre el conjunto de hogares. Son mayoría aquellos cuya persona de referencia en la vivienda se sitúa entre los 30 y los 44 años, cuya ratio aumentó del 19% en 2010 al 30% en 2018. Por tipología de hogar, las mayores ratios de alquiler se observan en los hogares monoparentales, con una ratio del 22% en 2018.

Del mismo modo, la proporción de alquileres en hogares cuya persona de referencia no tiene la nacionalidad española se situó en 2018 en el 59% para personas de otros países de la UE y en el 77% para nacionalidades extracomunitarias.