Ford acepta negociar su nuevo ERE temporal en Almussafes

Operarios de Ford en Almussafes. /J. J. Monzó
Operarios de Ford en Almussafes. / J. J. Monzó

La dirección no da garantías laborales más allá del 31 de enero

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La dirección de Ford Almussafes acepta negociar con los sindicatos las condiciones del expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) para toda la plantilla en las mismas condiciones, sin adelantar vacaciones de próximos años para cubrir los paros programados entre el 9 de noviembre y el 31 de enero.

Esa era la principal reivindicación que plantean los sindicatos a la empresa, tras los trece días de paro anunciados en la planta de motores y nueve en vehículos para afrontar el lento ritmo de fabricación del todoterreno Edge en Canadá y la caída de ventas de todos los modelos, respectivamente.

En todo caso, «la dirección no da garantías sobre la situación laboral pasado el 31 de enero», señala Carlos Faubel, secretario general de UGT en la factoría. A partir de esa fecha es cuando se prevén los ajustes de carácter continental que Ford Europa transmitió el pasado 9 de octubre.

La posición de la empresa pasa inicialmente por cubrir los paros en la cadena de montaje con dos días de las llamadas jornadas industriales, cuatro de asuntos propios o puentes y tres de las vacaciones colectivas de 2019 y 2020.

UGT considera «preocupante» que no se cumpla «ninguna previsión» de producción, a la espera de conocer los duros recortes que prepara Ford en su división europea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos