Ford aplicará sus ajustes con urgencia para volver a ser rentable desde 2019

Ford aplicará sus ajustes con urgencia para volver a ser rentable desde 2019
LP

Los cierres y despidos se ejecutarán a corto plazo y se descartan inversiones hasta que el beneficio bruto no ronde el 6 o el 8% de las ventas a medio plazo

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

Ford tiene claro el diagnóstico y el objetivo, pero tiene que encontrar la forma de unir uno y otro punto con urgencia. La alta dirección de compañía en Dearborn (Michigan) «está perdiendo la paciencia» con su filial en Europa y está «extremandamente insatisfecha« por las pérdidas que acumula en el continente.

Éste es el punto de partida desde el cual los ejecutivos desgranaron el pasado 9 de octubre al comité de empresa de la multinacional su intención de analizar la totalidad de las plantas para plantear su cierre o el despido de personal.

Ford Europa

Tanto la planta de montaje de Almussafes como la de motores son dos de las ocho que están ya bajo la lupa en una competición entre centros productivos que lamentan los sindicatos, pero que se ha convertido en práctica habitual de la forma desde hace años y ya supuso el cierre de la planta belga de Genk y dos en Reino Unido entre 2012 y 2014 en beneficio de la carga de trabajo de la factoría valenciana.

En un comunicado que se ha trasladado a los trabajadores una semana después del encuentro se evidencia la urgencia con la que la firma quiere proceder a cambiar la situación y alcanzar «una estructura de gestión más efectiva, mejoras en los procesos y un modelo de negocio limitado a las áreas comerciales rentables debería conseguir que Ford sea rentable a nivel mundial».

Así, la compañía ha establecido que Ford Europa debe volver a ser rentable a partir de 2019 y esa mejora ha de mantenerse en el tiempo porque «a medio plazo debe alcanzarse en Europa un beneficio antes de intereses e impuestos (BAII) del 6 al 8% de las ventas». El escenario o es un alternativa, sino la única salida: «Hasta que no se alcance este objetivo no habrá nuevas inversiones en Ford Europa, ¡y por lo tanto no habrá perspectivas de futuro!«, recoge el comunicado emitido por el comité.

«Desde el punto de vista de la sede europea los costes laborales están, por supuesto, una vez más en la primera página de la agenda», señalan los sindicatos. Esta reunión del Comité de Empresa Europeo del pasado 9 de octubre y la próxima que se celebrará el 15 de noviembre debería ser el preludio de posteriores rondas de negociaciones nacionales con los representantes de los trabajadores en los diferentes centros de trabajo, advierte el comité al tiempo que critica la falta de detalles y unos planes claros.

«El Comité de Empresa Europeo de Ford (FEWC) reconoce que Ford Europa se encuentra en una grave crisis, que actualmente no es rentable y que se necesita con urgencia cambios en la estructura de costes. Pero Ford no debe culparnos sólo a nosotros como trabajadores por los numerosos errores cometidos por la alta dirección a lo largo de todos estos años, que nos han llevado a este desequilibrio financiero«, recoge el comunicado.

En ese sentido, el comité ha trasladado a la dirección la demanda de «información completa, detallada y comprensible a nivel europeo sobre la situación financiera de Ford de Europa, en particular sobre la rentabilidad de las diferentes áreas de negocio y las líneas de vehículos».

También exige la enumeración de «factores externos que afecten a nuestra rentabilidad, por ejemplo, el Brexit, tipos de cambio, emisión diésel...» También se demanda «un plan creíble y fuerte para los cambios en estructuras y procesos« y »una clara propuesta de planes y actividades para todas las áreas de coste«.

Todo ello se considera básico para comenzar la negociación, ya que «esta es la única manera de que el Comité de Empresa Europeo de Ford comprenda la estructura del problema. Sólo así podemos juzgar si nuestros salarios son en realidad el problema, como afirma la alta dirección. Sin tal información sería negligente para el FEWC, el cuerpo de representantes electos en Europa, negociar el futuro de Ford Europa», señalan los representantes de los trabajadores.