Otra oportunidad para Héctor Barberá en Superbikes

Héctor Barberá, en el box durante el GP de España en el que fue condenado por violencia de género./ EFE / Román Ríos
Héctor Barberá, en el box durante el GP de España en el que fue condenado por violencia de género. / EFE / Román Ríos

El piloto de Dos Aguas correrá este fin de semana las carreras de Superbikes en Assen

M. RODRÍGUEZValencia

Héctor Barberá sigue en la pelea. El piloto valenciano se resiste a bajarse de la moto. Apenas dos días después de la rocambolesca historia tras la que se quedó sin equipo en Supersport, al de Dos Aguas le han concedido una montura para este mismo fin de semana. Eso sí, de forma temporal, ya que se subirá a la Kawasaki del lesionado Tati Mercado. Correrá en Assen, en las dos mangas del Mundial de Superbikes, y será compañero de otro valenciano, Nacho Calero.

Así lo anunció el propio Barberá a través de su cuenta de Instagram. «Es desagradable subirse en una moto para sustituir a un compañero lesionado y le mando a Tati todo mi apoyo y mi fuerza para que se recupere lo antes posible», afirmó el piloto de Dos Aguas: «A partir de ahí, voy a darlo todo por el Orelac Racing VerdNatura, una escudería totalmente preparada».

Esta declaración puede interpretarse como un recado al Team Toth by Willirace, el equipo con el que había comenzado a correr en Supersport (categoría incluida en el certamen del Mundial de Superbikes), y que había decidido abandonar por falta de medios técnicos.

«El equipo reúne las condiciones y yo estoy preparadísimo», afirma el piloto, que será compañero del también valenciano Nacho Calero

El sábado, en Motorland, Héctor Barberá comenzaba a comentar con su entorno más cercano que el domingo no iba a correr. El motivo, la poca fiabilidad del motor de su Yamaha R6. La falta de recursos económicos de la escudería había hecho que ya tuviese problemas técnicos tanto en la primera prueba disputada en Australia como en Tailandia. La falta de piezas habían llevado al propulsor al límite, por lo que el valenciano había decidido no asumir el riesgo de subirse a una moto que podía ser un peligro tanto para él como para sus competidores.

«Creo que Superbikes es mi categoría», indica el de Dos Aguas, sustituto del lesionado Tati Mercado

Barberá comunicó a los Toth su decisión por la tarde y por la mañana, la Yamaha había desaparecido del box. La escudería insinuó la posibilidad de que estuviese detrás el valenciano, que en el pasado ha sido noticia por motivos extradeportivos: dos retiradas del carnet de conducir y una acusación de maltrato en la que tanto él como la acusadora terminaron condenados a seis meses por una pelea. «El equipo reúne las condiciones y estoy preparadísimo. Con unas ganas terribles», continuó el de Dos Aguas con su crítica velada a su anterior escudería.

«Creo que Superbikes es mi categoría. Después de nueve años en MotoGP, cuatro carreras de Moto2, cuatro de Supersport y las dos de la presente temporada, tengo mucho más en la mente una moto de 1.000 c.c, con más potencia», aseguró Barberá, que añadió: «La vida siempre te brinda una oportunidad y la voy a aprovechar. Quiero dar las gracias a José y Nacho Calero porque han hecho que esto sea posible y yo quiero devolverles su confianza con un buen resultado». En principio, sustituye en Assen a Tati Mercado, que ha mostrado su intención de trabajar a conciencia para estar de vuelta en la siguiente cita de Superbikes: Imola del 10 al 12 de mayo.

Noticias sobre Héctor Barberá