«Quien hace siempre lo mismo nunca será capaz de mejorarse a sí mismo»

Javier Fernández se ata los cordones de los patines antes de entrenar. /
Javier Fernández se ata los cordones de los patines antes de entrenar.

campeón del mundo de patinaje artístico

JAVIER BRAGADOMadrid

El primer campeón del mundo de patinaje artístico español fue Javier Fernández (Madrid, 15-4-1991). Lo consiguió en 2015 en Shanghái, en el mejor momento de su carrera y con el reconocimiento internacional de un deportista de éxito. Residente en Canadá después de solucionar asuntos burocráticos, el joven se prepara para revalidar en Boston su corona frente al japonés Yuzuru Hanyu, compañero de entrenamientos, amigo y su principal rival. Para regresar a lo más alto del podio ha preparado un programa de mayor dificultad, como reconoce desde Estados Unidos antes atarse este miércoles los patines para deslizarse sobre el hielo del Soldiers Field Road.

Hace unos años era un logro un español en el podio mundial. Hoy parece una obligación que pelee por el título. ¿Qué ha cambiado?

Siempre es una responsabilidad el tener que revalidar un título. Para mí es un momento muy especial en mi carrera deportiva y quiero aprovecharlo al máximo. He entrenado duro para llegar en las mejores condiciones e intentare dar todo lo mejor de mí para volver a subir a los más alto de podium.

¿Tiene preparado algo nuevo para el Mundial?

En el Europeo ya se pudieron ver los nuevos cambios que hemos echo en el la rutina corta y en el programa libre.

Más información

Parecía que iba a tener usted un año más tranquilo y en su lugar ha aumentado el nivel de dificultad de sus ejercicios. ¿Por qué?

Quien hace siempre lo mismo nunca será capaz de mejorarse a sí mismo, teníamos que meter más dificultad en nuestros programas para sumar más puntos y estar peleando por el oro junto a Hanyu.

¿Que supondría volver a ganar el Mundial después de haber llegado a lo más alto?

Una recompensa tras tanto esfuerzo dentro y fuera del hielo, y se lo brindaría a mis familia, amigos, entrenadores y todos mis seguidores a los cuales les tengo muchísimo que agradecer por sentirme tan arropado en cualquier parte del mundo.

¿Qué es lo máximo que le gustaría conseguir en el patinaje?

Tengo una espina clavada con lo que sucedió en Sochi 2014. Los siguientes Juegos Olímpicos son muy importantes y espero llegar en mis mejores condiciones.

¿Quién ha sido su mayor inspiración en el patinaje? ¿Y el patinador al que más le gusta ver en la pista?

En ambas preguntas, Yvgueni Pliúshchenko.

¿Es más difícil prepararse cuando se entrena con su máximo rival y sabe en todo momento cómo va su evolución?

No, ya estamos acostumbrados a ser compañeros en el hielo y tenemos una buena relación. Esto nos ayuda mutuamente a estar cien por cien concentrados.

¿Qué porcentaje de su éxito tiene Brian Orser?

Yo diría que un 80%. Para mí ha sido lo mejor que me ha podido pasar el venir a Toronto a entrenar con él y aprender todo lo que me ha enseñado hasta el momento.

Con tanto español viajando a Canadá para entrenarse con Brian Orser en el grupo. ¿Se siente obligado a ser un líder?

Siempre que viene algún compañero al Cricket Club es recibido con los brazos abiertos, hacemos piña e intentamos cocinar productos de nuestra tierra cuando nos juntamos. En el ámbito deportivo no tengo ninguna responsabilidad de sentirme líder. Todos somos compañeros y entrenamos por una misma ilusión, por ello damos el paso de venir a Toronto.

¿Que intenta transmitir a quienes le piden consejos?

Que persigan sus sueños, entrenen muy duro y aprovechen las oportunidades cuando aparezcan. ¿Quién me diría a mi después de marcharme a Rusia y Estados Unidos con 17 años haber llegado adonde estoy ahora?

¿Le gustaría relajarse un tiempo o al menos una pausa?

Hasta el momento no me he planteado tener ningún parón. Sí que es cierto que a veces extraño las vacaciones ya que intento desconectar y descansar mucho para volver con las pilas bien cargadas. En julio tendré todo el mes para desconectar, irme de camping con la familia y algún viaje con los amigos.

Entonces, ¿qué le motiva a seguir entrenando duro?

Hasta ahora siempre he luchado por superarme a mí mismo y descubrir nuevos límites. Hay momentos débiles en los que suelo recordar los éxitos que he conseguido gracias a tanto esfuerzo. Mi alrededor también es muy importante para mí ya que me hacen estar muy fuerte y concentrado en lo mío.

Con semejante exigencia, ¿cuesta mantenerse sereno o sonreír cuando uno esta en plena ejercicio en una competición?

Uno está acostumbrado. Parece difícil pero forma parte de nuestra profesión.

«No cambiaría ser campeón del mundo de patinaje por jugar en el Real Madrid»

Después de cinco años entrenando en Toronto, Javier Fernández recibió al fin su permiso de trabajo canadiense en 2015. ¿Ha conseguido solucionar finalmente sus asuntos de trabajo y derechos en Canadá?

Hasta ahora la Federación, CSD, COE y demás instituciones han hecho todo lo posible para que obtengamos el visado en Canadá y no tener que estar preocupados por esa situación. Desde luego proporciona una tranquilidad extra para la vida cotidiana del día a día.

¿Qué tiene que pasar en España para que se repita otro caso como el suyo?

Cuidar y trabajar a la gente que viene de la cantera y seguir apostando por este deporte para que en un futuro no tengamos que salir de España.

¿A qué otro deportista le gustaría dar una clase de patinaje?

Rafa Nadal, Iker Casillas, Pau Gasol y Carolina Marín.

¿Cambiaría ser campeón del mundo de patinaje por ser futbolista del Real Madrid?

No, me quedo como aficionado.