Jornada 4

El Camp Nou le sienta bien al Barça

Ansu Fati celebra su gol al Valencia ante el público del Camp Nou./Pau Barrena (AFP)
Ansu Fati celebra su gol al Valencia ante el público del Camp Nou. / Pau Barrena (AFP)

El equipo azulgrana vuelve a golear en casa con tantos de Ansu Fati, De Jong, Piqué y doblete de Luis Suárez

JESÚS BALLESTEROS

Al Barcelona le sienta muy bien el Camp Nou. La vida se vive de otra forma al calor de la 'gent' blaugrana y los partidos se cuentan ya no sólo por victorias, sino por goleadas. Se repitió el guión del triunfo ante el Betis con una sonora cascada de tantos ante un Valencia muy tocado, al que se le nota pendiente de lo extradeportivo, y en el que no hay aún mano de su nuevo entrenador.

El equipo de Ernesto Valverde no tuvo piedad y vuelve a la senda de los triunfos metiéndole una manita al nuevo equipo de Celades. Y lo hizo con una gran noche del jovencísimo Ansu Fati y con un regreso estelar de Luis Suárez.

5 Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, De Jong (Rakitic, min. 70), Arthur (Vidal, min. 73); Carles Pérez, Griezmann y Ansu Fati. (Luis Suárez, min. 60).

2 Valencia

Cillessen; Wass, Garay, Paulista, Gayà; Coquelin, Parejo, Ferran (Cheryshev, min. 67), Guedes (Kang-In Lee, min. 67); Gameiro y Rodrigo (Maxi Gómez, min. 73).

goles
1-0: min. 2, Ansu Fati. 2-0: min. 7, De Jong. 2-1: min. 27, Gameiro. 3-1: min. 52, Piqué. 4-1: min. 61, Luis Suárez. 5-1: min. 82, Luis Suárez. 5-2: min. 92, Maxi Gómez.
árbitro
Sánchez Martínez (Murciano). Amonestó a Rodrigo, Jordi Alba, Kang-In Lee, Maxi López y Cheryshev.
incidencias
Estadio Camp Nou. 81.617 espectadores. Minuto de silencio en recuerdo de Xana, hija del exentrenador del Barça Luis Enrique, y también por el exjugador culé Joaquim Borrás.

Goles y mucha calidad justo antes del estreno del equipo en la Champions League. Enorme inyección de moral de cara al duelo en Alemania ante un Borussia de Dortmund en el que Paco Alcácer también llega con muchas ganas a este envite (4-0 le ha metido al Leverkusen este fin de semana con gol del exazulgrana).

Pero de aquí al martes, puede disfrutar el Barcelona de lo mucho de positivo que deja el choque ante el Valencia. Aunque lo cierto es que no estaría de más que recordasen que la Champions no permite fallos y menos atrás.

Pero eso será el martes. Ahora, que disfruten de la joven estrella que ha derribado la puerta del Camp Nou de la mejor forma posible. En este impás en el que se ha instalado el Barcelona debido a las lesiones de dos de sus estrellas, ha surgido un astro, novel, descarado y capaz de levantar a todo un Camp Nou. Su poca vergüenza sobre el verde invita a pensar que este joven canterano azulgrana tiene recorrido en este equipo. Habrá que ver si siguen dándole bola cuando vuelvan a pleno rendimiento Luis Suárez (que lo sustituyó a falta de media hora) o Messi. En apenas siete minutos hizo lo que quiso y dejó a la zaga del Valencia muy por debajo de lo exigible.

Cuando había gente aún llenando las gradas del estadio culé, Ansu Fati ya marcaba su segundo gol como azulgrana para regocijo local y para los amantes del mundo del fútbol en general. Cuando aún estaba el barcelonismo de subidón, el joven nacido en Guinea-Bisáu se puso el traje de estrella para dejar en bandeja el gol a De Jong. Era la primera aportación goleadora del holandés que se marchaba al descanso con unas estadísticas casi insultantes (42 aciertos en otros tantos pases).

No es casualidad que el mejor Barcelona se vea con Busquets, De Jong y Arthur en el eje de la medular. Quizás se sienta el equipo más cómodo en el Camp Nou con espacios y menos presión por parte del rival. Pero se repite en este inicio de campaña que cuando mejor ha jugado el equipo, es con estos tres sobre el verde. La presencia del brasileño debe ir a más si a Valverde no le da un ataque de entrenador. Se repitió el guión ante el Betis, al que también goleó, pero sufrió tanto en San Mamés como en El Sadar.

Al Valencia no le dio tregua, ya que bastante tiene con enterarse de lo que está ocurriendo de puertas para adentro. La convulsa semana che no ayuda al equipo por mucho que tenga jugadores de enorme calidad y sea capaz de amagar con golpear. Gameiro recordó que hay potencial en la plantilla y recortó distancias antes de que el choque hubiese consumido media hora.

Pero había dos ritmos en el partido, el Barcelona jugaba con una soltura esquiva para el rival. Pisó el acelerador y consumida la primera hora, ya goleaba 4-1 a un equipo obligado a evadirse de todo lo que está ocurriendo a su alrededor.

Piqué aprovechaba un gran tiro de Griezmann que se estrellaba en el palo de Cillesen para marcar en la línea de gol. No sería la última vez que el neerlandés recogiera el balón en el fondo de la red pese al enorme partido que se marcó en el que ha sido su estadio en los últimos años.

Luis Suárez regreso con ganas y demostró por qué es un ariete clave en cualquier equipo. Sacó la siesta a pasear y goleó en dos ocasiones a Cillesen que nada pudo hacer pese a dos estiradas. Ajustó al palo en dos grandes tiros y cerró una noche mágica justo antes del estreno en la Champions.

El gol de Maxi López ya cuando moría el choque y dejaba el duelo en 5-2 no quitaba la sonrisa a nadie en las gradas del feudo barcelonista, pero sí servía para recordar a Valverde y a los suyos que este equipo sigue teniendo una enorme debilidad en la línea de atrás (ha encajado en todos los partidos). Nada nuevo bajo el sol, pero mejor ir precavidos a tierras germanas.