Alba Reche, de camarera en un pub de Valencia a la academia de Operación Triunfo

Alba Reche durante una actuación en la cervecería Saint Martins en Valencia. / LP

La joven ilicitana dejó huella en un local de la capital del Turia por su voz y dotes artísticas antes de entrar en el programa

J. MOLANO

«Me he tomado tres pastillas y una valeriana antes de venir». Fueron las primeras palabras de Alba Reche en la Gala O de Operación Triunfo. La joven ilicitana dio la imagen de una chica tímida durante la entrevista previa a su actuación. Parecía que los nervios iban a ser capaces de traicionarla sobre el escenario y más aún cuando el presentador del espacio mencionó que dejaba fuera a su pareja, pero resultó que ya no lo era desde hacía poco tiempo, como matizó ella. «Lo importante es como cantes, no pasa nada», intentó enmendar su metedura de pata Roberto Leal mientras la chica agachaba la cabeza como buscando que la tierra se la tragase. Temblorosa, cerró su presentación. Lo que no sabían los espectadores es que unos minutos más tarde esa anécdota pasaría a un segundo plano.

Con el tema 'Dangerous Woman', de Ariana Grande, se estrenó Alba sobre las tablas. Apenas le bastó un minuto y medio para demostrar su potencial y llevarse una de las ovaciones más sonadas de la noche. Sonreía. Muy pocos se acordarían de si compartía o no su vida con alguien. Para llegar hasta allí había tenido que superar todas las pruebas de casting del equipo del programa, un logro que ni ella misma se creía capaz de alcanzar. «Pasaba los cortes y estaba alucinando, no pensaba que resultaría elegida», comenta a LAS PROVINCIAS Álvaro Valverde, gerente del pub Saint Martins de Valencia, donde trabajó la cantante de 20 años unos meses atrás, mientras pasaba por el proceso de selección. «Veía que estaba gustando, que alguno de sus vídeos de las audiciones tenían cierta repercusión en redes sociales. Lo cierto es que canta realmente bien, como habrás podido comprobar. No sorprende que esté donde está».

La alicantina, que había ejercido como ilustradora y oficinista, fue camarera en el local desde mayo hasta julio de este año. La contrataron por medio de un amigo que ya había estado empleado allí. «Cuajó a la primera, ya tenía experiencia en hostelería y al poco de entrar nos comentó que cantaba». Lo dejó caer al conocer que el pub ofrece música en directo por la noche los sábados y domingos. Y probó suerte. Lo hizo a capela, sin música porque no había podido conseguir equipo. Ni falta que le hizo, dejó a todos boquiabiertos: «Los clientes estaban encantados». Poco después repetiría en el aniversario de esa cervecería irlandesa, para el que también elaboró un mural grande que permanece colocado encima de la barra y varios rótulos que aún se mantienen en el recinto porque «tienen mucha calidad».

«Es simpática, extrovertida, dinámica y... una artista. Se nota que ha estudiado Bellas Artes, dibuja y pinta a las mil maravillas». A los dos meses dejó el empleo para dedicarse en cuerpo y alma a la música en otro local cerca de casa, en Elche. Su última parada profesional antes de entrar en el 'talent show'.

Alba Reche durante sus actuaciones en el pub Saint Martins. / LP

«Quiero que se me asocie con ser una 'performer', por llevar un mensaje detrás, no solo por cantar», aseguró Alba Reche en el reportaje que les hacen a los futuros 'triunfitos' antes de formar parte del programa. En el Saint Martins así la recordarán siempre, donde celebran que haya entrado con buen pie en el concurso. Incluso le mandaron ánimos a través de su cuenta de Facebook y le desearon que todo le fuera bien en su estreno ante las cámaras. Además, han decidido que publicarán en la aplicación los avances que realice dentro de la academia quien fuera su compañera. Como un club de fans más.

El pasado miércoles Alba fue una de las favoritas de la audiencia, con un 15,5% de los votos, y el vídeo en YouTube de su actuación es de los más vistos entre los participantes, supera las 57.000 visualizaciones. El próximo reto de la alicantina en OT será defender en la gala 1 la canción 'Respect', de la desaparecida Aretha Franklin, junto a su compañera Noelia. Un paso más, lejos de pintas y cubatas, en la búsqueda de cumplir su sueño.

Más sobre Operación Triunfo

 

Fotos

Vídeos