Verbenas blindadas contra los violentos

Policías de Xirivella desplegados ayer junto a una de las plazas donde se espera mayor concentración de personas./IRENE MARSILLA
Policías de Xirivella desplegados ayer junto a una de las plazas donde se espera mayor concentración de personas. / IRENE MARSILLA

Policías antidisturbios se suman a los dispositivos de las fiestas | Los últimos altercadosen pueblos valencianos obligan a redoblar la vigilancia y prevención en Rafelbunyol o Xirivella

JUAN ANTONIO MARRAHÍ y M. GARCÍAValencia

Las principales fiestas de los pueblos llegan, este fin semana, con un auténtico blindaje policial tras los graves altercados ocurridos en festejos previos como Picanya, Albal o el que más recientemente obligó a la suspensión de discomóviles en Quart de Poblet. La máxima atención de las fuerzas de seguridad está puesta en Rafelbunyol, con su multitudinaria fiesta de disfraces, y en La Nit de Les Figues, en Xirivella, según fuentes municipales. Todo con tal de que no se repitan los hielos volando, los agentes agredidos, o las persecuciones, golpes y patadas vividas en las últimas semanas en algunos de los eventos nocturnos.

El dispositivo previsto para la multitudinaria fiesta de disfraces de Rafelbunyol, a partir de medianoche, es muy amplio. Según fuentes del consistorio, se espera la llegada de unas 10.000 personas a los actos festivos que se prolongan hasta las seis de la madrugada. Tras la fiesta de disfraces estaba programada discomóvil, orquesta y charanga.

El despliegue policial está compuesto por más de un centenar de agentes. Habrá, según el ayuntamiento, personal de la Guardia Civil, de la plantilla de la Policía Local y agentes de la Policía de la Generalitat. A las 20 horas, todos los efectivos implicados se han reunido para organizarse en la sede de la Policía Local de Rafelbunyol.

«Si no cedimos al terror de ETA, tampoco lo haremos con los violentos», clamael alcalde de Xirivella

Como novedad, este año habrá puntos violeta gestionados por profesionales de la Asociación Alana para asesorar a cualquier posible vícitma de delitos sexuales. Además, también se ha formado al personal de las barras para que colaboren con el dispositivos de seguridad en la detección de cualquier conducta de riesgo o violenta por parte de los asistentes.

La presencia de individuos violentos en las fiestas de Picanya, Aldaia, Albal y Quart también ha puesto a Xirivella en máxima alerta de cara a un fin de semana en el que también se prevén grandes concentraciones. Esta noche es la Nit de Les Figues. Habrá discomóvil en el Barracó Jove desde las 23 con varios DJ y, ya mañana, llegará el turno de la aclamada Orquesta Montecarlo en la plaza Gerardo Garcés. Son jornadas en las que se esperan más de 5.000 personas.

Tras la experiencia de la vecina Quart de Poblet, donde los primeros incidentes llevaron a la decisión de suspender discómoviles, en Xirivella no están dispuestos a ceder. «Si no cedimos al terror de ETA en España, tampoco lo haremos con los violentos», reflexiona el alcalde de Xirivella.

El mayor despliegue

Eso sí, preocupación hay y mucha. De hecho el dispositivo previsto para hoy es «el mayor de la historia de las fiestas», como indicaron fuentes municipales. En esta ocasión, el consistorio no aporta la cantidad de efectivos, pero sí confirma que será muy nutrido para atajar a tiempo cualquier conducta de riesgo o exceso entre los participantes.

Estará activa un 70% de la plantilla de la Policía Local, unos veinte agentes. Además, la Delegación del Gobierno en la Comunitat se ha comprometido a aportar unidades de la UPR, antidisturbios de la Policía Nacional. Y, por si fuera poco, los agentes de la Policía Nacional de las vecinas comisarías de Quart y Mislata también están en alerta en caso de que fueran necesarios refuerzos.

Más de un centenar de agentes se desplieganhoy en Rafelbunyol ante 10.000 personas

Por lo que respecta a la ciudad de Algemesí, el mes de septiembre es un mes repleto de actividades y que, por lo tanto, está marcado en rojo en los calendarios tanto de la Policía Local como de la Policía Nacional de Alzira-Algemesí. Este fin de semana tendrán lugar los actos dedicados a la Mare de Déu de la Salut, que son seguidos por miles de personas. Pero la máxima intensidad en cuanto al número de efectivos policiales que estarán en las calles de la ciudad de la Ribera Alta se producirá durante las jornadas de la semana taurina y, especialmente, por las noches, en la última semana de este mes.

Ante enfrentamientos

El dispositivo prevé un aumento de hasta el 150% en el número de agentes. Se concentrarán en las cercanías de la plaza de toros portátil que cada mes de septiembre se instala en la plaza Mayor de la ciudad. El sábado 28 de septiembre, con la actuación de Camela, es el día que las fuerzas policiales tienen más señalado al considerar que se puede dar una gran aglomeración de personas que siempre suelen atraer, por ejemplo, a carteristas.

Otra de las cuestiones que preocupa a los agentes es el conflicto, que en años anteriores desembocó en enfrentamientos, entre los aficionados a los toros y los antitaurinos, cuestión a la que también prestarán la correspondiente atención.