Los puntos negros del alcantarillado

La desembocadura de la acequia del barrio de Roca en Meliana. /Jesús Signes
La desembocadura de la acequia del barrio de Roca en Meliana. / Jesús Signes

El Ayuntamiento del cap i casal quiere impulsar la construcción de siete depósitos de tormentas e invertir 2,3 millones en el cambio de canalizaciones

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Este verano ya son 26 los cierres de playa que se han producido en la Comunitat por el vertido de aguas fecales al mar. En el caso de Valencia, los episodios se vienen sucediendo desde junio y el último ha sido en Pinedo.

En Valencia y l'Horta Nord hay muchos puntos negros en el alcantarillado. Entre los deberes pendientes de las administraciones la mayor pesadilla es completar una red separada de aguas pluviales y fecales. Alcaldes de l'Horta señalan que no es un problema puntual, sino estructural y de muchos kilómetros tierra adentro. De hecho, entre Valencia y l'Horta Nord suman una docena de obras pendientes.

Es obvio que hay que coger el toro por los cuernos, pero no será tarea fácil, ni barata y necesitará la implicación de la Generalitat, la Diputación y los ayuntamientos.

El Consistorio ha hecho un listado de proyectos a largo plazo que suman 30 millones de euros

El director general de Aguas en la Conselleria de Transición Ecológica, Manuel Aldeguer, explica que en la comisión técnica del miércoles -mesa que se creó este verano para buscar el origen de los vertidos- se empezará a abordar el protocolo para decidir quién financia las obras. Dijo que «muchos trabajos son de competencia municipal, pero no todos los ayuntamientos pueden asumirlo», por eso estudian vías legales. Recuerda que «hay proyectos que datan de 2001 y que algunos ayuntamientos no ejecutaron».

Suspensión de la cloración

A pesar de este 'tirón de orejas' a algunos consistorios, asegura que «el objetivo es que el año que viene puedan estar algunas obras en marcha». E indicó que serán centenares los puntos donde haya que hacer trabajos de desconexión del alcantarillado de casas a las acequias. Adelanta que el miércoles se decidirá si suspender o no la cloración en once acequias y añadió que no se hará más allá del día 15, cuando termina la campaña de baño.

Además, son una docena las grandes obras o mejoras pendientes. Por ejemplo, la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (EPSAR), dependiente de la Generalitat, está redactando dos grandes proyectos de Valencia y el área metropolitana. Por un lado, está la reforma de la depuradora de Pinedo. El objetivo es terminar la redacción este año. Las obras de mejora comenzarían en 2020 y precisarán de una inversión de 27 millones. De esa cantidad, más de 10 millones se destinarán a reducir las molestias de olores y ruidos. Se cambiará el sistema de aireación, que tiene 40 años, por aireadores por difusores que crean menos partículas en suspensión y tienen mejores rendimientos energéticos.

Un segundo proyecto que la EPSAR tiene en redacción es la renovación del colector de La Pobla de Farnals, una infraestructura que tiene más de 20 años. La redacción se terminará el año que viene. Se invertirán 9,24 millones.

Datos

Pinedo.
En 2020 comenzarán las obras de mejora de la depuradora. Se invertirán 27 millones.
La Pobla de Farnals.
La Entidad de Saneamiento está redactando un proyecto para cambiar el colector de La Pobla de Farnals. Costará 9,24 millones.
Desconexión.
En muchos municipios de l'Horta y en puntos de Valencia sigue pendiente la desconexión de la red de las casas al alcantarillado.

Por otro lado, la concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, ha arrancado el compromiso para que la Entidad de Saneamiento invierta 1,1 millones en mejoras de los colectores norte y sur. También está completando un informe para ver las necesidades del colector sur y actuar preventivamente para evitar los atascos de toallitas.

Valía adelanta que uno de los proyectos que quiere impulsar es la construcción de siete depósitos de tormentas que se sumarían al existente en el Cabanyal. Estos depósitos se repartirán por toda la ciudad.

Después de varios años con escasa inversión en renovación de alcantarillado, el Ayuntamiento de Valencia quiere retomar los trabajos. Según Valía, la idea es cambiar las canalizaciones conocidas como 'cajeros', por su forma rectangular, por tuberías cilíndricas, porque la circulación del agua es mejor. Se hará con la ampliación de presupuesto de 2,3 millones aprobada en julio».

Además, ha hecho un listado de pequeñas obras a realizar conforme haya presupuesto, que precisará a largo plazo 30 millones de inversión. «En 2012 se hizo un recorte del 30% en la contrata de saneamiento y ahora estamos valorando las necesidades para pedir un presupuesto más realista», asegura Valía.

En Meliana, el alcalde Josep Riera, explica que cuentan con un proyecto de mejoras del EPSAR de 2001 «y se está haciendo en fases. Se ejecutó un colector que se conectó a la depuradora y el Ayuntamiento hizo una estación de bombeo». Añade que falta conectar el barrio de Roca a la estación de bombeo. Costará un millón de euros, pero es inviable que lo asuma todo el Consistorio».

En Foios, se hizo la depuradora en Cuiper, como detalla el alcalde Sergi Ruiz, pero falta completar los trabajos de la red separativa de aguas residuales y pluviales. En Museros, como indica la alcaldesa Cristina Civera, «tenemos muchas tuberías con amianto. Tenemos un plan director y vamos a ir sacando pliegos. Se han hecho obras en calles como Pintor Sorolla o Blasco Ibáñez». En La Pobla de Farnals, el alcalde, Enric Palanca, reconoce que el nuevo colector «es un proyecto positivo que evitará que se colapse el Edar, pero el problema es estructural, es decir, de muchos pueblos. Habría que revisar cómo viene el agua desde el azud de la Cañada y que en todos los pueblos se complete la separación de aguas pluviales y fecales».

Campaña de desconexión de las acequias

El Ayuntamiento de Valencia va a comenzar antes de final de año una campaña para recordar a los propietarios de viviendas que tienen que desconectar su red de evacuación de las acequias para conectarse a los colectores. La concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, detalla que se reunirán con asociaciones vecinales y administradores de fincas para informar del tema, ya que todavía quedan puntos, por ejemplo, en Benimaclet o Ciutat Vella que tienen la conexión a las acequias. Tras esta campaña, los inspectores harán controles y se cruzarán datos para saber quién no ha solicitado permisos para conectarse con la red municipal, ya que las viviendas que no tienen la canalización hasta el colector, no tienen tapa de registro.

Más sobre el tema